Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

lunes, 17 de abril de 2017

La razón por la que existen las Coca-Cola con tapa amarilla


Seguro lo habrás notado al ir al supermercado en algunas épocas del año: algunas Coca-Colas tienen tapas amarillas, mientras otras, conservan la roja que encontramos en la mayoría de los comercios.
Más que una decisión estética, esta práctica tiene un motivo relacionado con los ingredientes con los que se prepara este refresco, en particular el endulzante.
Mientras la mayoría de los refrescos, utilizan fructosa (en particular jarabe de maíz), para agregar sabor a las bebidas -también la Coca-Cola-, las bebidas que encuentres en el supermercado con esta tapa, contienen sacarosa. Para muchos, este químico es menos dañino para la salud que la fructosa e incluso le brinda un mejor sabor a la bebida.
¿Por qué lo hacen?
En 1935, se revelaron los ingredientes básicos para la elaboración de la Coca-Cola. Sin embargo, algo salió a relucir: la presencia de un ingrediente derivado del maíz (fructosa). El problema surgió con la comunidad judía, que durante ciertos periodos del año, no consumen cierto tipo de alimentos.
En Pascua, por ejemplo, por tradición evitan consumir alimentos como arroz, frijoles y maíz, entre otro tipo de semillas y leguminosas.
Cuando la empresa reveló que durante todo el año se producía esta bebida con jarabe de maíz, se convirtió en un alimento no apto para parte de sus consumidores, en particular los judíos.
Para resolver la situación, Coca-Cola decidió producir su bebida con sacarosa, de ese modo, se convertiría en Kosher (alimento apto para la comunidad judía), y sus ventas no se verían reducidas por este motivo.
Ahora lo sabes, cuando veas uno de estos refrescos con la tapa amarilla, incluso es posible que te sepa distinta.