Directorio

Directorio

Entradas populares

martes, 20 de junio de 2017

Surgen los OCSO tiendita de barrio contra los OXXO


Mediante una red de proveedores y una serie de capacitaciones, esta empresa busca fortalecer a los pequeños negocios familiares y convertirlos en microempresas formales que, al ofrecer nuevos servicios, se vuelvan más competitivos.


El "Ocso" es una pequeña tiendita ubicada en Ciudad Neza, que con su nombre busca ser un símbolo de lucha y burla contra la marca de tiendas de autoservicio que se ha popularizado en el país. Actualmente, esta tienda es parte de la red de tenderos de Tenoli, una startup que mediante tecnología y capacitaciones pretende que las pequeñas misceláneas no se rezaguen ante la presencia de establecimientos modernos.


En México, las 'tienditas' de abarrotes sostienen en promedio a 700 mil familias, pero por cada Oxxo o Seven Eleven que se abre, cerca de 10 establecimientos familiares cierran.

Tenoli es una empresa mexicana que capacita a tenderos en centros inmersos en sus comunidades y, mediante alianzas con proveedores y marcas, crea puentes que convierten a un pequeño negocio familiar en una microempresa competitiva y formal.
Tenoli
Funciona como un intermediario entre ONG’S y proveedores con las tienditas, para hacer crecer a dicho sector y llevarlo a la formalidad.
La red creada por Tenoli entre tenderos y proveedores, tiene como resultado la oportunidad de obtener mejores precios de los productos que venden para las tienditas, por lo que sus asesorías y capacitaciones se enfocan en tres ramas: administración, mercadotécnica y tecnología.

“Tenemos una red de tiendas y con un volumen mayor conseguimos mejores precios para la distribución de productos con diferentes marcas, y eso nos da un margen a nosotros y nos permite ofrecer un buen precio al tendero y directo a sus tiendas”, explicó Rodrigo Sánchez Gavito, Fundador de Tenoli.

“Nuestras alianzas comerciales permiten a las empresas llevar sus productos a las 'tienditas' y una vez que llegaron los apoyamos para que se vendan al cliente final y monitoreamos que sus productos realmente se estén vendiendo”, agregó, en entrevista para El Financiero.

La startup brinda asesorías sobre tecnología y soluciones con una aplicación real en la tienda, desde administración y contabilidad hasta la utilización de plataformas para realizar recargas telefónicas y pago de servicios. Dichas capacitaciones, son gratuitas.

“Son cursos muy básicos, algo muy práctico y que tenga una aplicación en la tienda, acompañados de cómo hacerlo en tu tienda, y hacemos módulos no secuenciados en los que hablamos de administración, mercadotécnica, contabilidad y cómo pagar impuestos”, dijo.
Actualmente
Tenoli tiene 4 centros de capacitación en Iztapalapa y Nezahualcoyotl, ha impartido alrededor de 150 talleres y tiene 900 tienditas dentro de su red.
“En tecnología, vamos desde lo más básico como saber utilizar correo electrónico y hacer una página de Facebook, a nivel personal y empresarial, hasta otras más avanzadas, por ejemplo si alguien quisiera instalar un lector de código de barras pues les ayudamos a aprender para que sirven, como utilizarlos, y los beneficios que van a obtener”, agregó.

Desde el pasado 29 de mayo, Tenoli lanzó una campaña mediante Donadora.com para recaudar recursos en favor de las 'tienditas' que tienen metas a corto plazo. Sánchez Gavito explicó que la meta es de 500 mil pesos, que serán repartidos entre los tenderos de la red, para objetivos que ellos mismos se plantearon.

“Son metas cortas, uno quiere una rebanadora de jamón, uno quiere paneles solares, y todos ellos pusieron una meta, nosotros nos vamos a encargar de recaudar los recursos y hacer que de verdad ese dinero se utilice para eso, no les vamos a dar los 4 o 5 mil pesos, les vamos a dar la rebanadora, por ejemplo”, indicó.
(Los tenderos) tienen muchos planes, ganas de invertir y crecer, pintar, comprar refrigeradores, entre otras cosas, y necesitan préstamos, y son pocos los que están accesibles
LAS FORTALEZAS DE LAS TIENDITAS
Pese a las alarmantes cifras, las tiendas de abarrotes tienen ciertas ventajas y fortalezas sobre los establecimientos de autoservicio, sobre todo en comunidades urbanas marginadas, según Sánchez Gavito.

"En zonas marginadas, las fortalezas de las 'tienditas' se enaltecen. Los patrones de consumo de la gente de estas comunidades son muy distintos, la gente en Neza prefiere comprar al día, no quiere comprar seis kilos de arroz sino 150 gramos, 6 huevos, una lata pequeña de chipotles, ese servicio si lo ofrecen las tienditas", explica Sánchez.

La oportunidad de pagar después, el trato personal y familiar con el tendero, así como la posibilidad de comprar en menores cantidades, son factores que hacen que muchos de los consumidores sigan prefiriendo las tienditas en dichos lugares.

Los fundadores de Tenoli consideran que si además, estos negocios se fortalecen con opciones como cobros con tarjeta, pago de servicios, envíos de dinero y recargas telefónicas, pueden verse impulsados a niveles de competencia similares a los de un Oxxo o Seven Eleven.