Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

miércoles, 15 de febrero de 2017

Reconformación de la izquierda



POR ALEJO SÁNCHEZ CANO



De manera vertiginosa la izquierda se reconforma teniendo como vórtice a Morena, quien a partir de 2011, como asociación civil, y julio de 2014, como partido político, está apropiándose de espacios políticos y regiones geográficas que antes eran del PRD.

Las razones de que ocurra ello son vastas, una de ellas es la pasividad de los diversos dirigentes que ha tenido el sol azteca en los últimos años, que no han comprendido los reclamos de su militancia y mucho menos los de la ciudadanía. En lugar de ser proactivos son totalmente reactivos ante el crecimiento del partido de Andrés Manuel López Obrador.

La debacle del PRD es de tal magnitud que en 2018 no sólo dejará de ser la tercera fuerza política, sino que incluso estaría en riesgo su registro.

La salida del senador Armando Ríos Piter de las filas del sol azteca es tan solo la punta de iceberg. Recordemos que esta no es la primera baja, antes lo hicieron legisladores como Mario Delgado Carrillo, Alejandro Encinas y Zoé Robledo, en total nueve en la Cámara alta; y seguramente no serán las últimas, ya que en situación de reflexión sobre su permanencia en el PRD hay muchos liderazgos, y toca a su dirigencia nacional otorgar las condiciones necesarias para seguir contando con su participación o de plano seguir causando su salida.

La alerta pasa por la oficina de la dirigente nacional, Alejandra Barrales Magdaleno, pues desde su llegada a la presidencia del partido han sido desplazados connotados perredistas, además de no atender adecuadamente temas relacionados con las candidaturas en procesos electorales, sin olvidar que gran parte de esta marginación obedece al impulso de alianzas que contradicen su ideario político de izquierda.

Según estudios de opinión de empresas reconocidas en la materia, el PRD perdió desde hace tres años su condición de tercera fuerza e incluso algunas de ellas hablan de riesgos inminentes de una muerte política si sus dirigentes no hacen nada por detener la desbandada, ya que la pasmada actitud de la señora Barrales lo único que provoca es el crecimiento del naciente Movimiento de Regeneración Nacional.

En su discurso como nueva dirigente nacional, Alejandra Barrales pidió a la militancia del partido “volver junto a la gente y recuperar las calles”, lo cual no ha sucedido y cuando lo han intentado, como es el caso de sus protestas contra el llamado gasolinazo, en su principal bastión político, la Ciudad de México, se han visto como una mala copia de Morena. Se muestran desorganizados, incoherentes, lentos y con un discurso poco convincente, lo que a la larga les ha dado una calificación de “oportunistas”.

Dice el diputado federal Jesús Valencia que la salida del senador Armando Ríos Piter es muy lamentable, ya que se trata de un cuadro muy valioso, por lo que su separación del PRD no debe ser aplaudida y procesarse a manera de “linchamiento”. Reconoció que en la misma situación pueden estar algunos de sus compañeros de la bancada parlamentaria perredista en la Cámara baja, y “están en su derecho tomar otro camino”, pero hoy lo que se debe hacer en esos casos es “clavar bien los alfileres en lugar de quitarlos”, porque es obvio que eso provoca debilitamiento. “Yo no opino igual que los demás, de querer linchar a Ríos Piter, es una gente valiosa”, concluyó.

Esta recomposición de la izquierda, por desgracia para ellos, es sinónimo de división y, para no variar, llegará polarizada a la elección presidencial, al grado tal que el voto se fraccionará entre Morena, Movimiento Ciudadano, el PT y lo que quede del PRD.

También te puede interesar:
Los retos de Del Mazo