Directorio

Directorio

Entradas populares

sábado, 1 de julio de 2017

Industria del plástico: una buena y una mala

Persiste la brecha entre el mercado laboral y el dinamismo del sector, que ha tenido un aumento en la inversión de más de 100 por ciento en el último año, dice Venancio Pérez, presidente del Clúster del Plástico en Querétaro.


El crecimiento en la demanda de la industria automotriz, el aumento en la inversión –de más de 100 por ciento en el último año-, así como la necesidad de capital humano especializado, han generado un área de oportunidad laboral en el sector del plástico en Querétaro, pero al mismo tiempo significa un reto para los empresarios de la industria, que buscan de una u otra forma atraer y sobre todo, retener a los trabajadores.

“Estamos creciendo, esa es una muy buena noticia, pero por otro lado, no estamos creciendo integralmente, porque se están abriendo empresas en el sector de plásticos en donde se requiere de cierta especialidad”, aseguró Venancio Pérez Gómez, presidente del Clúster del Plástico en Querétaro.

Cifras oficiales dejan ver la brecha que existe entre el dinamismo de inversión, con nuevos proyectos y reinversión de capitales, y el avance en el mercado laboral en esta industria.

Ramas de la industria del plástico
•Fabricación de autopartes de plástico.

•Fabricación y revitalización de llantas.

•Fabricación de tubería y conexiones, y tubos para embalaje.

•Fabricación de espumas y productos de poliestireno.

•Fabricación de botellas, envases y productos para el hogar.


Mientras la inversión extranjera directa (IED) en el sector pasó de un promedio de 22.4 millones de dólares en 2007, a 77.3 millones en 2016, esto es 245 por ciento más, el personal ocupado creció aproximadamente 37 por ciento, entre las plazas creadas en 2007 y las que se reportaron en 2016.

El valor de producción en la industria del plástico y del hule en el estado avanzó 150 por ciento en el periodo.


Ante esta situación, los empresarios buscan opciones para satisfacer la demanda de capital humano. Atienden sus necesidades operativas a través de esquemas de capacitación técnica y convenios con universidades; echan mano de estancias profesionales, cursos técnicos, así como la aplicación del esquema de formación dual, que recientemente ha tomado fuerza en la entidad.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refieren que en 2007 –año desde que se tiene registro por parte del organismo- se reportaron 79 mil 353 personas ocupadas en la industria del plástico y el hule en Querétaro, en tanto que en 2016, la cifra fue de 108 mil 845 personas en el año. El valor de producción del sector en la entidad sumó seis mil 419.3 millones de pesos en 2007, y 16 mil 008.3 millones en 2016.

Esaú Magallanes Alonso, presidente de la delegación en Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en el estado, comenta que la demanda de componentes relacionados con la inyección de plásticos ha aumentado, a partir del desarrollo de la cadena de proveeduría del sector automotor en Querétaro y otras entidades del Bajío.

Esto, reconoce, significa un reto en el ámbito laboral, en el cual se requiere de personal técnico y de ingeniería para los procesos de producción.

CÍRCULO VICIOSO

Venancio Pérez, presidente del Clúster del Plástico, indica que en el sector, el mercado laboral requiere de dos perfiles básicamente: personas con conocimientos y personas con habilidades, “que son aspectos diferentes.”

Expone, en este sentido, que en el tema de habilidades, el personal no sólo debe tener la información técnica del proceso, si no necesita conocer a precisión las características de los moldes para lograr una producción adecuada.

“Un molde se ve muy sencillo de hacer, pero al momento de producirlo hay que cubrir una serie de características y precisiones. Es algo muy artesanal, no es la cuestión de maquinaria, son ajustes finos y que se requiere de mucha habilidad, de paciencia, que se hace de forma manual”, puntualiza.

“Tiene que saber cómo es, dónde retocarlo, es como el maquillaje de una mujer, que dice: tengo que ponerme un tono más claro, aquí un poco más de sombra”, comenta.

Ese tipo de adiestramiento, aclara el presidente del clúster queretano, requiere tiempo, y desafortunadamente las empresas que han formado a su personal enfrentan la demanda y la competencia del mercado.

Lo anterior provoca en muchos casos presiones salariales y de otros aspectos de contratación que han derivado en un círculo vicioso, donde la rotación de personal y los costos laborales afectan a las compañías de la industria.

“Si queremos hablar sólo de la persona la diferencia salarial puede ser hasta de 20 o 30 por ciento.”


IMPULSO SECTORIAL
En el periodo de 2007 a 2016, la inversión extranjera directa (IED) en el sector del plástico y el hule en Querétaro sumó mil 138 millones de dólares, de acuerdo con la Secretaría de Economía, lo cual representa 80 por ciento del total de capital que se tiene registrado en esta industria por la dependencia federal desde 1999.

La IED en el periodo enero–marzo de 2017 se ubicó en 18 millones de dólares.

De la inversión extranjera en plásticos y hule registrada por Economía, 74 por ciento corresponde a la fabricación de productos de plástico -841.9 millones de dólares-, de los cuales 35 por ciento provienen de la producción de autopartes -301.9 millones de dólares-.

La mayor parte de la inversión en la actividad automotriz en el estado se ubica hacia el 2010, cuando los flujos de capital comenzaron a reportar cifras de dos dígitos.

Otros productos que han apuntalado la industria del plástico en Querétaro son la fabricación de tubería y conexiones, y tubos para embalaje; espumas y productos de poliestireno; así como la fabricación de botellas, envases y productos para el hogar, entre otros.

Una de las ramas de este sector, que también tienen buen tiempo en la entidad, es la fabricación y revitalización de llantas, el cual reporta una IED de 296 millones de dólares en el periodo 2007–2016.

De las empresas en Querétaro dedicadas al sector de plástico, se encuentran: Kostal, Olsa, EXO-S, Certus Automotive, Food Keepers, entre otras.