Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 18 de mayo de 2017

Negociación por el muro en zona privada tardaría hasta 4 años.

El caso del campo de golf River Bend, en Brownsville, Texas es una de las complicaciones que tendrá la construcción del muro por expropiación de terrenos privados por parte del gobierno.
Para la construcción del muro en la frontera, la administración de Donald Trump tendrá que negociar con los dueños de terrenos privados, lo que duraría hasta 4 años.

La expropiación de terrenos privados por parte del gobierno es una de las complicaciones para la construcción del muro. Es el caso del campo de golf River Bend, en Brownsville, Texas. Tiene 343 propietarios que están en contra de la construcción de una pared en medio de su hábitat.

Aunque el Congreso de Estados Unidos todavía no ha aprobado un presupuesto para este proyecto, un documento del departamento de seguridad nacional , señala que la construcción iniciará en las zonas de mayor flujo del Río Grande, entre ellas, Brownsville.

Jeremy Barnard, director general del campo de golf, dijo a El Financiero-Bloomberg que ya invitó al presidente de Estados Unidos a jugar en River Bend, para iniciar negociaciones.

“El presidente Trump es golfista, es dueño de campos de golf así que mi objetivo es que venga a jugar al campo, para que vea qué bonito es, vea su valor y después preguntarle: ‘Presidente Trump, ¿qué haría usted si fuera el dueño de este campo, cómo le gustaría que lo trataran, qué le gustaría que pasara?’”, cuenta el empresario.

Cuando la familia Barnard adquirió el campo en 2015, había problemas de cruces ilegales, pero aseguran que de inmediato iniciaron una relación activa con la patrulla fronteriza y reforzaron la seguridad con cámaras. “Realmente reducimos la actividad ilegal y no he visto nada en al menos los últimos 100 días”, dijo Barnard.

Los más de 600 residentes del campo de golf están preocupados por la devaluación que podrían tener sus propiedades con el muro, ya que algunas casas podrían quedar en “tierra de nadie”.