Directorio

Directorio

Entradas populares

martes, 11 de julio de 2017

“Estadísticas a propósito de… Los policías y agentes de tránsito”

• De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), al primer trimestre de 2017 son aproximadamente 331 mil los ocupados como policías y agentes de tránsito en México.
• Es una ocupación predominantemente masculina, pues 82 de cada 100 que la ejercen son hombres.
• Hay 231 policías y agentes de tránsito por cada 100 mil habitantes en la República Mexicana.
• Su edad promedio es de 37.7 años.
• Cuentan con 11 años de escolaridad en promedio (equivalente a tener dos años dentro del nivel medio superior de educación).
• En promedio, laboran 65.4 horas a la semana y ganan 31.3 pesos por hora trabajada.
• Suelen mantenerse en su trabajo relativamente estable, ya que 71 de cada 100 han durado en su empleo más de tres años.

El Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos define la seguridad pública como una función que corresponde a la Federación, las entidades federativas y los municipios, para prevenir los delitos, investigarlos y perseguirlos, así como sancionar las infracciones administrativas, rigiéndose por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta norma suprema.
Confiere la responsabilidad de la investigación de los delitos al Ministerio Público y las policías que actúan bajo la conducción y mando de aquél. También establece que las instituciones de seguridad pública sean de carácter civil, disciplinado y profesional; que deben coordinarse para cumplir los objetivos de la seguridad pública, así como conformar el Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Los policías y agentes de tránsito tienen como funciones mantener la seguridad y el orden en lugares públicos; hacer respetar las leyes y reglamentos y proteger a los ciudadanos y sus bienes contra la comisión de delitos; prevenir los accidentes de tránsito; proteger a personas y sus bienes de peligros y actos delictivos, entre otras tareas.
La estructura policial mexicana se divide en tres niveles que se corresponden con los de gobierno: municipal, estatal y federal, cada una con distintas funciones. Las de las policías municipal y estatal solo tienen carácter preventivo, en tanto que para la Policía Federal son más amplias: salvaguardar la vida, integridad, seguridad y derechos de las personas; prevenir delitos, preservar las libertades, el orden y la paz públicos en zonas consideradas de jurisdicción federal y en zonas urbanas cuando así lo solicita la autoridad local; adicionalmente, investigar y perseguir a los presuntos responsables de delitos de índole federal, así como de los del fuero común que afectan la seguridad nacional o son atraídos por el ámbito federal.


Si bien es cierto que el 13 de julio se celebra el Día del Policía Federal , este documento aprovecha la ocasión para ofrecer información acerca de los policías de los tres niveles, así como de los agentes de tránsito, dada la diversidad de fechas conmemorativas: 2 de enero Día Internacional del Policía ; 22 de diciembre, Día de los Policías y Agentes de Tránsito .
Para celebrar a estos ocupados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), mediante la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) con información del primer trimestre de 2017 y de la Encuesta Intercensal 2015 , ofrece un panorama de sus principales aspectos demográficos y sociales, considerando su situación demográfica y social, condiciones de sus viviendas, aspectos laborales, de educación y servicios de salud, entre otros.
En la elaboración de este documento se consideró al grupo unitario 5312 del Sistema Nacional de Clasificación de Ocupaciones 2011 (SINCO), en que se clasifica a los policías y agentes de tránsito. Debe mencionarse que, por una parte, se incluye a los policías de la federal de caminos, policía ecológica, agentes judiciales, policías preventivos y los que vigilan a los detenidos y mantienen la disciplina en prisiones y penitenciarías (custodios o celadores). Por otra parte, se excluye a los policías industriales y bancarios que se clasifican en el grupo unitario 5313 Vigilantes y guardias en establecimientos.

ASPECTOS SOCIALES Y DEMOGRÁFICOS
Personas ocupadas como policías y agentes de tránsito
En México, de acuerdo con la ENOE, al primer trimestre de 2017 la población con esta ocupación es de aproximadamente 331 mil personas, de las cuales 82.1% son hombres y 17.9% mujeres.
De cada mil ocupados en la República Mexicana, seis son policías y agentes de tránsito. Ahora bien, a nivel nacional por cada 100 mil habitantes hay 231 policías y agentes de tránsito. Cabe mencionar que este último indicador en el año 2000 fue de 211 y en 2010 de 247 por cada 100 mil habitantes.
Si se considera el lugar de residencia de estos ocupados, se tiene que quince entidades federativas (entre las cuales destacan Baja California Sur, la Ciudad de México y el estado de México) registran tasas superiores a 300 de estos ocupados por cada 100 mil habitantes.

Ahora bien, si se toma en cuenta el lugar de trabajo de estos ocupados, se observa un comportamiento distinto, pues la Ciudad de México es la entidad con el mayor promedio de policías y agentes de tránsito del país, comportamiento seguramente debido a que en ella se asientan los poderes federales, es la ciudad más poblada de todo el país y, además, constituye el lugar de trabajo de la mitad de los policías y agentes de tránsito que residen en el estado de México.

La edad promedio de estos ocupados es de 37.7 años. Su estructura por grupos de edad muestra que es una ocupación desarrollada principalmente por personas de 30 a 49 años de edad, pues 63 de cada 100 policías y agentes de tránsito están en ese rango, ya que es una ocupación que demanda esfuerzo físico, habilidades de comunicación y de solución de problemas. Asimismo, en esta ocupación se observa un porcentaje importante de jóvenes, lo que garantiza el reemplazo poblacional de esta ocupación.
Destaca en esta información, que el mayor volumen de población femenina en esta ocupación, lo representan las que tienen de 15 a 39 años de edad, mientras que en el caso de los hombres, son los de 30 a 49 años de edad.

Estado conyugal
De cada 100 policías y agentes de tránsito, 76 tienen una relación marital, ya sea que estén casados (matrimonio) o que vivan con su pareja en unión libre (concubinato); 17 son solteros y siete están desunidos (divorciados, separados o viudos).
Entre los hombres con esta ocupación, predominan los casados y los que están en unión libre con 84.9%, en tanto que, en las mujeres, las solteras constituyen el 43 por ciento.

Nivel de escolaridad
Estos trabajadores cuentan con 11 años de escolaridad en promedio, lo que equivale a contar con dos años dentro del nivel medio superior de educación. Su distribución por niveles educativos confirma este promedio, pues 54.1% de estos ocupados tiene estudios de preparatoria, bachillerato o carrera técnica, 37% de nivel básico y 8.9% cuenta con estudios superiores.

Lengua indígena
Cinco de cada 100 policías y agentes de tránsito hablan alguna lengua indígena y además español.

CARACTERÍSTICAS DEL EMPLEO
Sector de actividad y posición en la ocupación
El sector en que se emplean los policías y agentes de tránsito es el terciario, especialmente en el ramo de la seguridad, por lo que trabajan en instituciones públicas y son personal subordinado y remunerado.
Jornada laboral
Estos ocupados laboran en promedio 65.4 horas a la semana. De acuerdo con su jornada laboral, se tiene que 70.4% trabaja más de 48 horas a la semana, 29.4% de 35 a 48 horas y solo 0.2% de 15 a 34 horas en ese mismo lapso. Prácticamente son iguales las jornadas laborales de hombres y mujeres en esta ocupación.

Ingresos por trabajo
Los policías y agentes de tránsito ganan en promedio a nivel nacional 31.3 pesos por hora trabajada. Por entidad federativa, se observa que en 15 estados de la República Mexicana se supera dicho promedio hasta alcanzar los 66.4 pesos por hora trabajada que reciben los policías y agentes de tránsito en Baja California. Situación contraria es la que experimentan 17 entidades federativas que están por abajo del promedio nacional, siendo los estados de Chiapas, Veracruz de Ignacio de la Llave y Yucatán en los que estos ocupados ganan menos de 20 pesos por hora de trabajo.

Si se toma en consideración el nivel de ingresos por salario mínimo mensual que perciben las personas con esta ocupación, se obtiene que de cada 100 de ellos, 11 ganan hasta dos salarios mínimos, 82 más de dos y hasta cinco salarios mínimos, y siete ganan más de cinco salarios mínimos. Cabe destacar que 86 de cada 100 mujeres con esta ocupación reciben más de dos hasta cinco salarios mínimos, proporción que entre los hombres disminuye a 80 de cada 100.

Duración en el empleo
Los policías y agentes de tránsito suelen mantenerse en su trabajo relativamente estables, ya que 71 de cada 100 han durado en su empleo más de tres años, 16 han permanecido entre uno y tres años, y los 13 restantes de uno a 12 meses. Con una diferencia de 21.1 puntos porcentuales, los hombres superan a las mujeres en la permanencia de más de tres años en esta ocupación.


Prestaciones
De cada 100 de estos trabajadores, 89 cuentan con la prestación de servicio médico.
Con relación a otro tipo de prestaciones, excluyendo el acceso a instituciones de salud, 97 de cada 100 de estos ocupados tienen otras prestaciones como aguinaldo y vacaciones con goce de sueldo.
Asimismo, 99.9% de los policías y agentes de tránsito cuenta con un contrato escrito; de cada 100 de estos, 89 tienen contrato de base, planta o tiempo indefinido, en tanto que el resto únicamente temporal.

CARACTERÍSTICAS DE LA VIVIENDA
Con base en los datos de la Encuesta Intercensal 2015, se observa que las viviendas habitadas por los policías y agentes de tránsito reúnen mejores condiciones respecto al resto de los ocupados, pues:
• En las paredes de las viviendas de los policías y agentes de tránsito el uso de materiales sólidos como tabique, block, piedra, cantera, cemento o concreto, es de 95%, y para el resto de los ocupados de 89.2 por ciento.
• En cuanto a los techos de las viviendas de estos ocupados, es común el uso de la losa de concreto o viguetas con bovedilla, pues se da en 82.4% de los casos, en tanto que para el resto de los ocupados es en 75.5 por ciento.
• Respecto a los pisos de las viviendas de los policías y agentes de tránsito, 56.5% son de cemento o firme, mientras que 53% de las viviendas del resto de los ocupados se encuentra en esta situación.

En cuanto al tipo de tenencia de la vivienda en la que residen, 66 de cada 100 policías y agentes de tránsito tienen casa propia, proporción inferior en dos puntos porcentuales al que registran el resto de los ocupados (68 de cada 100).
Con respecto al pago de renta por la vivienda en que se habita, de cada 100 policías y agentes de tránsito 18 destinan parte de su ingreso para cubrir el alquiler de su casa-habitación, situación en la que se encuentran 16 de cada 100 del resto de los ocupados.
Asimismo, 15 de cada 100 policías y agentes de tránsito habitan en viviendas prestadas (14 de cada 100 para el resto de los ocupados).

Con esta información, el INEGI brinda información para el conocimiento de la situación demográfica, social y laboral de la población ocupada en la prevención del crimen, la procuración de seguridad y orden públicos, así como en la protección de los ciudadanos y sus bienes en la República Mexicana.