Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

miércoles, 5 de julio de 2017

De egresados universitarios al taxis o al tianguis




Profesionistas, presionados por la falta de empleo, deciden optar por manejar o convertirse en comerciantes de tianguis para ganarse la vida; poco sirve estudiar de contador, antropólogo, químico o abogado, si el mercado no tiene cupo.


Empleo-desempleo-taxista-técnico-profesionista
IVONNE VARGAS
-
Actualmente, al elegir una carrera una inquietud constante es ¿encontraré trabajo al egresar? La diferencia entre la oferta y la demanda de profesionistas en el país le pega más duro a ciertas áreas. De ahí que un 13% de quienes concluyen sus estudios en antropología, arqueología y etnografía trabajen como choferes; seguidos por el 10% de historiadores, ingenieros geólogos y abogados.
De acuerdo con el estudio Panorama del Mercado Laboral de Profesionistas de la Secretaría de Educación Pública (SEP), cuatro de cada 10 profesionistas en México está en una actividad laboral que no se vincula a su formación universitaria, siendo los egresados de las carreras mencionadas, más los ingenieros químicos industriales, lo más propensos a buscar un ingreso adicional como taxista.
Curiosamente, entre las carreras con mayor número de profesionistas ocupados está derecho (545,118), según datos del Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Eso, sin embargo, no significa que ejerzan un trabajo afín a lo que estudiaron. Por el contrario, 30.8% de los abogados realiza una actividad diferente a su carrera, según cifras de esa instancia. Otras carreras con un alto índice de estudiantes que no se desempeñan en los estudios que adquirieron son administración (49.8%), y Contaduría y Finanzas (33.5%).
En 2009, refiere la SEP, alrededor de 400,000 profesionistas se quedaron sin trabajo. La falta de oportunidades, sobre todo en áreas donde no hay oferta, puede conducir a las personas a ocuparse en otros ámbitos, lo importante suele ser tener empleo, dice la country manager de Trabajando.com México, Margarita Chico.
En general, señalan datos de la SEP, dos tercios de los desempleados en la actualidad corresponden a nueve carreras: derecho, administración, pedagogía, ciencias de la comunicación y psicología.
Los profesionistas que menos consideran la idea de emplearse en opciones laborales, como taxista o vigilantes, son los químicos farmacéuticos, enfermeras, doctores, físicos, músicos, ingenieros y los egresados de turismo y nutrición y danza, indica el informe de la SEP.
El contraste es que el desempleo en la población con instrucción básica incompleta fue de 5.1%, mientras en los profesionistas aumentó hasta el 5.7%, una mínima diferencia con quienes no tienen estudios universitarios, refiere el documento.
Esta información revela que las carreras relacionadas con el estudio del hombre son las más difíciles de colocar en el mercado laboral, lo cual no sucede con las del área de salud o tecnología, que demandan a una gran cantidad de profesionistas.
Sólo hay que pensar en la cantidad de adultos mayores que habrá en el país, o el número de personas con problemas de salud, como la obesidad. Parecen ejemplos trillados pero habla de porqué esas carreras aunque saturadas tienen una gran demanda en México, indica la especialista del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Guadalupe Aguilar.
Margarita Chico indica que ante la gran competencia que existe en el mercado, es crucial que los profesionistas busquen herramientas para adquirir cierta experiencia desde que están en la carrera y luego se especialicen. Una buena alternativa es aplicar para los programas de trainee o ubicar prácticas profesionales que te permitan entender cómo operar esa empresa que te interesa.
Cuando busques empleo, relata, hay que preguntarte cuál es tu valor agregado, cuáles son tus fortalezas para determinado puesto y luego saber destacar esas habilidades y demostrar por qué eres el mejor elemento para ocupar un puesto. Tal vez no hay mucha experiencia previa, pero ahora las empresas están interesadas en las actividades extra-profesionales, que hablen del perfil personal del futuro empleado.
"Es un error pensar que sin experiencia no puedes conseguir trabajo, aunque tu carrera sea de las menos demandadas. Seguro es más difícil, pero si te preparas desde que estás en la escuela y logras tener un currículo alterno de tus destrezas personales, eso le puede interesar a la empresa. Después de todo ellos buscan a quien los ayude a sacar un trabajo y si pueden moldearte a su forma mejor", indica Víctor Flores, egresado de la carrera de sociología de la UAM, Xochimilco y quien actualmente labora en proyectos independientes con ONG.
• MÁS SOBRE: