Directorio

Directorio

Entradas populares

viernes, 7 de julio de 2017

Cumplen pequeños mexiquenses sueño de ser soldado por un día


Rayón, México, 7 de julio de 2017.- Las puertas de la 22a. Zona Militar se abrieron para recibir a José Javier y César Emanuel, dos pequeños mexiquenses que padecen cáncer, y quienes cumplieron su sueño de convertirse en soldados honorarios por un día, además de conocer las actividades que realizan los integrantes de las fuerzas armadas, subirse a los vehículos del Ejército Mexicano y ver un adiestramiento canino, actividades que al final del recorrido les dejó una gran sonrisa en el rostro.

Los pequeños, que iban acompañados por sus familiares, fueron recibidos por el comandante de la 22a. Zona Militar, Enrique Dena Salgado, desayunaron, hicieron honores a la Bandera, y por primera vez pasaron lista como integrantes de las fuerzas armadas.

Posteriormente, dio inicio el recorrido por las instalaciones de la Zona Militar; César, de 12 años, y José Javier, de 6, se veían emocionados por todo lo que estaban viviendo. Se sorprendieron al ver el adiestramiento de dos caninos, la forma en que los perritos obedecían las indicaciones de sus entrenadores.

Se colocaron lo cascos que utilizan los militares, conocieron las herramientas que se usan en el Plan DN-III para ayudar en desastres naturales, se subieron a una ambulancia y a los vehículos en los que se transportan los soldados, y en ellos recorrieron toda la Zona Militar, para finalmente llegar a sus dormitorios, donde cada uno tenía su propio espacio.

“Me gustó ver a los cachorros haciendo trucos, es que cuando le dijo el militar: ‘siéntate’, sí le hizo caso”, expresó José Javier, quien vive en Acambay, padece leucemia desde hace tres años y sueña con ser soldado cuando sea grande, para subirse a los aviones y a los tanques del Ejército Mexicano.

Estos pequeñitos que diariamente luchan para combatir el cáncer, lograron realizar su sueño, gracias al compromiso solidario y responsabilidad social que tienen el Ejército Mexicano y la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), esta última siendo el vínculo que trabaja para cumplir que las ilusiones de los niños se hagan realidad.

“Los niños, al pasar una situación oncológica, necesitan muchos alicientes y uno de ellos es realizar sueños, para ellos fue muy importante el día de hoy, realmente desde sus caritas de cómo fue cambiando la experiencia, el que nos permitieran llegar aquí, que nos abrieran la puerta y nos acogieran de esta forma, realmente fue maravilloso, y para ellos les cambió la vida”, señaló Gabriela Monroy, secretaria del Patronato de AMANC.

Al final del día, los pequeños también recibieron un reconocimiento y botones conmemorativos, por su visita.