Directorio

Directorio

Entradas populares

miércoles, 12 de julio de 2017

Así funciona la nueva terapia que transforma tus células contra el cáncer

Este tratamiento de ingeniería celular para atender a pacientes con cáncer de sangre enfrenta un gran reto: muy pocos centros médicos pueden producirlo.


Es una elección que ningún médico jamás quiere hacer: qué paciente tendrá la oportunidad de vivir y quién no la tendrá.
Ésa es una decisión a la que los oncólogos podrían enfrentarse pronto cuando los dos primeros productos de una nueva forma revolucionaria de tratar el cáncer lleguen al mercado estadounidense este año.

A diferencia de la quimioterapia, la terapia conocida como CAR-T no puede almacenarse. Como es un tratamiento a medida, que implica la reingeniería de las células de un paciente en un laboratorio especializado, la logística para llevar el tratamiento CAR-T a las miles de personas que serán elegibles tan pronto como este año es especialmente desalentadora.

Algunos pacientes con cáncer de sangre que se enfrentan a una muerte inminente no lo conseguirán a tiempo, al menos al principio, lo que obliga a los médicos a tomar decisiones difíciles.


“Dios, es horrible”, dijo uno de los padres fundadores del CAR-T, Carl June, de la Universidad de Pensilvania, desgarrado por el recuerdo de los niños que no pudo salvar. “No puedo decirte lo malo que es”.

En el más corto plazo, los fabricantes de fármacos enfrentan tres grandes retos para hacer llegar sus tratamientos a los pacientes una vez que sean aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos: un complejo proceso de fabricación que dura semanas, efectos secundarios potencialmente letales y el número limitado de centros médicos que estarán listos para el CAR-T en el momento del lanzamiento: menos de 50.

El tiempo no es el único obstáculo. Otro es la falta de centros de infusión calificados. Los equipos médicos necesitan aprender a identificar los efectos secundarios potencialmente mortales, como el síndrome de liberación de citoquinas, una respuesta inflamatoria al tratamiento que ha matado a varios pacientes y consiste en hinchazón del cerebro e infecciones. Incluso los hospitales experimentados como el Fox Chase Cancer Center, ubicado en el noreste de Filadelfia, tardaron meses en prepararse.

CAR-T tiene el potencial de convertirse en un gran éxito para los fabricantes de los primeros medicamentos, el gigante suizo Novartis AG y Kite Pharma Inc. de California, con ventas anuales que podrían alcanzar los mil millones de dólares en cinco años, según estimaciones de los analistas.

Novartis dijo a los inversores el mes pasado que su tratamiento se dirigirá a alrededor de 49 mil enfermos de cáncer de sangre con la forma más común de linfoma no Hodgkin, en todo el mundo. La primera indicación para obtener la aprobación, en octubre, será para una forma muy rara de recaída en la leucemia que se desarrolla en alrededor de 2 mil 200 niños y jóvenes adultos cada año.

Novartis dijo que ya ha producido más de 250 cocteles CAR-T a través de diversos estudios clínicos. Si bien se trata de una pequeña parte de la población elegible, añadió que está tomando las medidas necesarias para ampliar la escala.

Novartis comenzará con 30 a 35 sitios acreditados, mientras que Kite planea tener 10 centros al principio.mil pacientes con cáncer de sangre podrían recibir este tratamiento.