Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

martes, 27 de junio de 2017

Reconoce Cruz Roja Edomex constancia y entrega del personal en el Día del Socorrista

Entregan testimonios de agradecimiento y medallas a voluntarios con 30, 35, 40 y 45 años de servicio

La Delegación Estado de México de Cruz Roja Mexicana entregó reconocimientos a los voluntarios asociados de todas las áreas, con 30, 35, 40 y 45 años de servicio ininterrumpido, en el marco del Día del Socorrista que se celebra a nivel nacional cada 24 de Junio.

Este año, en las 30 Delegaciones Locales de Cruz Roja Mexicana que operan en el Estado de México, se entregaron 300 reconocimientos por antigüedad por 30 y 35 años de servicio, y 32 medallas a quienes superaron 40 y 45 años de servicio comprometido a favor de la sociedad mexiquense.

Los presidentes de los Consejos Locales entregaron los reconocimientos y medallas, con la representación del Delegado Estatal, José Miguel Bejos, a quienes se han distinguido por su constancia, dedicación y espíritu altruista de servicio de la sociedad.

Entre los voluntarios que recibieron estos reconocimientos, destacaron los casos de Rodolfo Marciano Sanabria Nieves, de la Delegación Chalco, quien cumplió 48 años de servicio ininterrumpido, así como Rafael Águila Sánchez, de Cuautitlán México, quien cumplió 47 años de trabajo voluntario en Cruz Roja Mexicana.

José Francisco Hidalgo Baeza, de la Delegación Local de Cruz Roja Mexicana en Atlacomulco recibió medalla por 45 años de labor voluntaria; Javier Molina Gutiérrez y Juan José Aley Medina, ambos de la Delegación Local Chalco, cumplieron 45 y 36 años de voluntarios en la institución, por lo que también recibieron el reconocimiento y agradecimiento por su labor.

Los presidentes de los Consejos Locales de Cruz Roja Mexicana en el Estado de México transmitieron un mensaje de reconocimiento del Delegado Estatal, José Miguel Bejos, quien señaló que estos elementos son vivo ejemplo de la entrega y dedicación que hacen grande a la institución, porque su misión de servir a la sociedad no conoce de días hábiles, siempre sin esperar nada a cambio.