Directorio

Directorio

Entradas populares

domingo, 11 de junio de 2017

Prostitución a la alza con la crisis




Frente a la crisis económica la prostitución femenina e infantil podría dispararse, ya que son las propias familias quienes suelen empujar a sus hijos e hijas a realizar este tipo de prácticas para poder salir del paso, económicamente hablando; así lo afirmó Antonio O’Quinn maestro de tiempo completo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).




“Yo creo que la crisis económica trae consigo problemas sociales como el desempleo, el aumento de la criminalidad y muy posiblemente el incremento de la prostitución. Esto como de otro tipo de alternativas, de negocios que no se registran frente a hacienda y que se vuelven opciones de sobrevivencia”, dijo el especialista. Y es que legal o no legal, la gente por elección o porque son obligados encuentran la manera de sobrellevar la crisis, aunque esto tenga un costo muy alto.
Y como era de esperarse, por los sabidos problemas de género las mujeres jóvenes son las más vulnerables y por el poco respeto a los derechos de los niños, son los infantes quienes se vuelven las presas más fáciles para que esto suceda.
Y es que según lo confirmó el especialista, son las propias familias las que orillan a sus hijos a dedicarse a este negocio. Es en Veracruz, Chiapas y Guerrero en donde estas situaciones se dan con mucha mayor frecuencia, ya que los elevados índices de marginación e ignorancia hacen que los padres acepten la oferta monetaria que promete mejorar su situación económica pero a costa de llevar a sus hijos al submundo de la prostitución.
Según O’Quinn por su desarrollo económico y su cercanía con el Distrito Federal, en el estado de México no se observa un impacto tan fuerte a este respecto “esto se da con más fuerza en lugares donde la pobreza es más lacerante”, dijo. Y más bien se sabe que la mayoría de quienes ejercen el negocio en el estado lo hacen por decisión.
Muchos de ellos, según el catedrático, suelen ser personas que han llegado de otros lugares de la república “pero también este tipo de prostitución también se observa en buena parte por gente que viene de otros estados”, es decir personas que vienen en busca de oportunidades laborales en el territorio mexiquense y encuentran más bien puertas cerradas y calles dispuestas.
Sin embargo, lo publicado respecto a la red internacional de pederastía que opera desde hace 20 años en diversas entidades de la república como Quintana Roo, Guerrero, Chihuahua y Jalisco, así como en otros países, ha revelado que un número grueso de los niños que son prostituidos en las zonas turísticas y de la frontera son mexiquenses. Es decir, chicas de 14 a 15 años o niños menores, que son engañados y conducidos a estos sitios en donde luego son obligados a prostituirse.
“Los más vulnerables en estos momentos de crisis son los niños. Es algo a lo que cada vez se le está dando mayor atención. Por lo mismo vemos que se están conociendo más casos. Sobre todo, se sabe de esto en lugares cercanos al turismo o conectados con las frontera de Estados Unidos”, dijo.
Según los reportes, el común denominador de los niños y niñas que son víctimas de las redes, es la pobreza. Pues muchos de los menores y sus padres son enganchados mediante dádivas económicas que les ayudan a solucionar sus carencias económicas. De ahí que su destino sea Ciudad Juárez, Tijuana y Cancún, en donde los bares y las calles les crean secuelas eternas: como síndromes de estrés postraumático y de Estocolmo. Y lo peor de todo, es que esta situación podría dispararse con la crisis.