Directorio

Directorio

Entradas populares

viernes, 30 de junio de 2017

Necesario cambiar las reglas del ejercicio del poder para recuperar la confianza ciudadana: Joel Salas Suárez

•Llamó a generar e implementar mecanismos que permitan controlar la forma en cómo se ejerce el poder en México
•Participó en Semana Municipal de la Transparencia en Monterrey, organizada por el municipio de Monterrey
•También, asistió al evento en que se puso en marcha el proyecto para La Formación de Agentes Locales de Cambio en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible en Nuevo León


Para recuperar la confianza ciudadana es necesario cambiar las reglas del ejercicio del poder, aseguró Joel Salas Suárez, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).
Al participar en la Semana Municipal de la Transparencia en Monterrey, Salas Suárez planteó que en las últimas décadas del siglo XX la demanda ciudadana se centró en cambiar las reglas para acceder al poder, lo cual dio como resultado la alternancia política, en el año 2000.
“Hoy de nuevo es necesaria una causa que nos convoque a todos desde nuestras distintas trincheras para generar un cambio; esa causa es generar e implementar los mecanismos efectivos que nos permitan controlar la forma en cómo se ejerce el poder en México”, afirmó.
Al dictar la conferencia “La transparencia como herramienta de participación ciudadana”, el comisionado del INAI dijo que para cambiar las reglas del ejercicio del poder hace falta que la población participe en las decisiones públicas y, para ello, las instituciones deben abrir espacios de participación.
“Las instituciones democráticas seguirán desacreditadas si no se abren espacios para que la población en general participe de las decisiones públicas, es decir, forme parte y se sienta incluida en ellas porque son quienes, en última instancia, reciben y revisan los resultados de las decisiones que toman los funcionarios”, sostuvo.
Joel Salas subrayó que, para poder incidir en las decisiones públicas se debe brindar a los ciudadanos información y habilitar espacios, que les permitan valorar, denunciar y hacer propuestas a las autoridades.
Señaló que mientras a las autoridades la información les permite sustentar su actuar y la toma de decisiones, a la población le es útil para contribuir en la mejora de políticas y programas públicos.
El comisionado el INAI convocó a impulsar gobierno abierto, un movimiento basado en el uso de la información y la participación ciudadana.
Dijo que ese movimiento deberá articular los esfuerzos dispersos en pro del acceso a la información, la transparencia y la participación ciudadana y asegurar que las demandas de la población se institucionalicen.
“No podemos esperar a que las autoridades solas pongan a disposición la información pública que generan y abran espacios para la participación. No hay sujetos obligados sin sujetos capaces de obligar”, apuntó.

Joel Salas manifestó que para revertir la desconfianza de los ciudadanos se requieren espacios alternativos para la interacción entre autoridades y población, que contribuyan a restaurar la confianza y permitan establecer la colaboración necesaria para redefinir el rumbo del país.
Más tarde, durante el evento en que se presentó el proyecto para La Formación de Agentes Locales de Cambio en Gobierno Abierto y Desarrollo Sostenible en Nuevo León, afirmó que ya no es válido que sólo unos pocos decidan las prioridades de gobierno, pues quienes viven el día a día saben cuáles son los principales pendientes y sus posibles soluciones.
“De ahí la importancia de la participación ciudadana. La población también tiene derecho a seguir las políticas y programas públicos para ver si generan resultados y proponer mejoras. La información puede ayudar a las personas a ser agentes de cambio”, manifestó.

Salas Suárez dijo que Gobierno Abierto representa la oportunidad para encauzar la participación social y solucionar los problemas prioritarios, ante la indignación generada por los escándalos de corrupción y la incapacidad de los gobiernos para mejorar la vida cotidiana de la población.

“Si autoridades y población colaboran entre ellos es más fácil solucionar los problemas públicos que más preocupan a los neoleoneses, como la inseguridad y delincuencia, la corrupción, el mal desempeño del gobierno, la pobreza, así como la mala atención en centros de salud y hospitales públicos”, enfatizó.