Directorio

Directorio

Entradas populares

sábado, 24 de junio de 2017

Banxico podría mantener su tasa incluso si la Fed la llega a subir

El gobernador del Banco de México consideró que las medidas de política monetaria tomadas hasta ahora son capaces de soportar algún ajuste al alza de la política de la Fed y permitirán que se alcance la meta inflacionaria de 3 por ciento.


El Banco de México ha tomado medidas para que la inflación alcance su objetivo de tres por ciento, y una pausa en la tasa de interés podría soportar un aumento en los réditos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), según el gobernador Agustín Carstens.

“Creemos que las acciones que hemos tomado, con la información que tenemos ahora, deberían ser suficientes para llevarnos a nuestro objetivo del tres por ciento de inflación hacia fines de 2018”, dijo Carstens en una entrevista.

Mantener la tasa estable incluso después de otra subida de la Fed este año “ciertamente es posible. También depende del contexto, cómo la Fed lo haga”, indicó.

Carstens aseguró que el peso todavía tiene espacio para apreciarse, pero menos que antes. Sería razonable considerar que la moneda podría llegar a 17 pesos por dólar, dada la resiliencia económica de México, agregó.

El banco central elevó el jueves los costos del crédito por séptima vez consecutiva, diciendo que el nuevo nivel de tasas de interés es consistente con el logro de su meta de inflación. Ese lenguaje, junto con el fortalecimiento del peso más que cualquier otra moneda importante este año, tiene a varios economistas pronosticando que el ciclo de aumentos de tasas en México ha llegado a su fin.

El gobernador dijo que el comunicado tras la decisión de subir la tasa “tiene la connotación que si las cosas continúan de la manera en que lo han hecho, esto nos daría una oportunidad de una pausa”.

REBOTE DE LA MONEDA

El peso ha ganado terreno debido a que ha disminuido la preocupación de que el presidente de EU, Donald Trump, implementará medidas proteccionistas sobre México después de que los miembros de su administración señalaron que negociarán un acuerdo comercial que beneficie a ambas naciones.

La volatilidad implícita de la moneda también ha caído, aunque las elecciones presidenciales del próximo año en julio podrían hacer que el peso vuelva a fluctuar, según Carlos Capistrán, economista jefe de México en Bank of America.

“Creo que el peso está tendiendo a su valor de equilibrio, pero todavía tiene espacio para apreciarse”, dijo Carstens.

El gobernador del banco central enfatizó que alcanzar los 17 pesos por dólar “sería razonable si se tiene en cuenta la fortaleza de la economía mexicana”. También afirmó que es razonable si se tienen en cuenta las razones que generaron la fuerte depreciación.