Directorio

Directorio

Entradas populares

miércoles, 3 de mayo de 2017

Si buscas trabajo, no acudas a estas direcciones; son un fraude


Te ofrecen trabajo y cuatro mil 500 pesos quincenales, te obligan a comprar una tablet... pero pasan las semanas, y nunca te pagan; como antes



En la Ciudad de México decenas de empresas fantasma ofrecen empleos de ensueño con la modalidad
home office a través de redes sociales y aplicaciones móviles, pero todas se tratan de un fraude.
En las cuentas de Facebook a nombre de “Sara Ramírez Aguilar”, “Gloria Castañeda”, así como en aplicaciones como Corner Job, Indeed u Occ Mundial son publicadas ofertas laborales que van desde auxiliar de reclutamiento, auxiliar de recursos humanos y auxiliar de difusión, con sueldos de hasta cuatro mil pesos quincenales.
En la publicación se menciona que la forma de contacto es por mensaje privado en Facebook o vía correo electrónico en la cuenta edithmm_13@hotmail.com, sin embargo recomiendan hacerlo vía Whatsapp a través del número 5529955512.
Excélsior acudió a una entrevista de trabajo en Calzada de Tlalpan 1198, a tres cuadras del metro Portales.

El edificio no cuenta con ningún anuncio que identifique a la empresa, una vez entrando a la recepción el solicitante entrega su currículum vitae y una identificación oficial. Ahí el licenciado Rodríguez realiza la entrevista laboral y comenta que la empresa se dedica al outsourcing.
Son cinco horas pero bien trabajadas y con el uso de la tecnología puedes hacerlo en tu domicilio, tú eliges tu horario.
El trabajo es para apoyo en selección, reclutamiento y evaluación de personal y el sueldo es de cuatro mil 200 pesos sin seguro, ni prestaciones”, asegura.
Hasta ese momento no se menciona que el solicitante de empleo habrá de hacer una fuerte inversión para comprar una tablet electrónica que será su herramienta de trabajo, sin embargo, se le invita a quedarse a una plática.
Elena Luna, quien se asume como directora de Recursos Humanos de Líderes en Tecnología, asevera: “Mi especialidad es el reclutamiento de personal para empresas como Chevrolet, que nos ha asignado proyectos para reclutar a 400 empleados”, ahí es donde anuncia que la responsabilidad del empleado será conseguir a ese personal.
Lo que los solicitantes desconocen es que el personal que reclutarán no será para ninguna empresa externa, sino para “Líderes en Tecnología” y lo harán a través de correos electrónicos, cuentas de Facebook y aplicaciones móviles. Ellos serán las próximas victimas de estos empleadores fraudulentos.
De acuerdo con testimonios de quienes ya han sido estafados, por esta actividad nunca recibirán la cantidad ofrecida de sueldo, sólo les será otorgado un apoyo económico de hasta 300 pesos semanales, y se convertirán en cómplices del fraude a través de la firma de un “contrato” que obtendrán a cambio de la compra de su herramienta de trabajo.
Así como en Calzada de Tlalpan 1198 se realiza este tipo de fraude, se han detectado sitios en donde otras empresas aplican el mismo modus operandi para estafar.

Aquí algunas direcciones: Bolívar 189, colonia Obrera; Artículo 123 #88, colonia Centro; José Lanz #3, colonia Tránsito; Eje Central Lázaro Cárdenas #61; Fray Servando Teresa de Mier #50; Calzada de Tlalpan sur #1267, avenida Morelos #163, Edificio E, piso 3, colonia Jamaica; San Jerónimo #106, colonia Centro.
También se realizan fraudes del mismo tipo en avenida Rodolfo Gaona #6, colonia Lomas de Sotelo, Bolívar #120, colonia Centro Histórico; Cuauhtémoc #104, colonia Doctores; José Morán #29, colonia San Miguel Chapultepec; Carlos Hank González #136, colonia Emiliano Zapata; Callejón Flamenco #1 piso M7, colonia Centro; Juan Lucas de Lassaga #54, tercer piso, colonia Obrera y Venustiano Carranza #1030, por mencionar sólo algunas.
La Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo aseveró tener conocimiento de esta modalidad de fraudes, sin embargo, está imposibilitada para hacer operativos en estos domicilios porque son empresas que no cuentan con un Registro Federal de Contribuyentes, por lo tanto no están dadas de alta ante la Secretaría de Hacienda, lo cual las hace invisibles ante la ley.
Tampoco hay denuncias ante la Procuraduría General de Justicia capitalina, debido a que al firmar el contrato, los solicitantes del empleo asumen colaborar bajo las condiciones de la empresa, y se sienten amenazados por quienes organizaron el fraude, ya que conocen todos sus datos personales, razón por cual las víctimas optan por guardar silencio.