Directorio

Directorio

Entradas populares

martes, 9 de mayo de 2017

¿Por qué no mejora la seguridad en México?


Por Santiago Roel
Ésta es una pregunta constante en la conversación de café, pero la estadística dice lo contrario. Si comparamos el 2014 contra el 2013, hay reducciones en todos los delitos. De acuerdo con los últimos datos publicados por el Sistema Nacional de Seguridad y evaluados en el Semáforo Delictivo, en delitos de alto impacto como homicidio bajó 15%, secuestro 18%, extorsión 14% y robo de vehículo 22%. De acuerdo con el despacho Lantia Consultores, el rubro de ejecuciones bajó casi un 30%.
Sin embargo, de acuerdo con la encuesta que realiza el portal del Semáforo Delictivo, 74% de los ciudadanos opinan que la seguridad en México ha empeorado; 20% que está igual, y solamente para el 5% ha mejorado.
Por otra parte, sólo el 14% considera que el compromiso del presidente (Enrique Peña Nieto) con la seguridad es bueno o muy bueno. La opinión sobre sus estados y municipios es igual de negativa. La confianza es mínima en jueces, ministerios públicos y policías.

¿Por qué la disparidad entre datos duros y percepción ciudadana?
PUBLICIDAD
Hay varias razones. Los focos rojos se mantienen o se incrementan en las mismas regiones conflictivas: Morelos, Guerrero, Tamaulipas, Michoacán, Chihuahua, etc. Son estados que aparecen en rojo o en doble-rojo en el Semáforo Delictivo. Hay estados que han empeorado, como Guanajuato y Querétaro. Hay zonas de estados, como el de México o Veracruz, entre otros, muy conflictivas, en donde el crimen organizado es el dueño y señor de la plaza y las víctimas no denuncian por temor.
Aunque los homicidios han bajado, el porcentaje de ejecuciones sigue siendo alto, con 51%, y hay muchos estados con más del 60%.

Este dato es interesante: si no hubiera mafias de narcomenudeo ¿cuánto bajarían los homicidios?
Salvo Guerrero, el Semáforo Delictivo pasa del rojo y doble-rojo al verde en casi todos los estados. Es decir que estaríamos eliminando la mayor parte de la violencia en el país.


¿Es utópico pensar que podemos ser un país sin narcomafias?
Sí, con la actual política de drogas, que pretende hacerlo mediante la fuerza policiaca. En lugar de resolver el problema, cada día tenemos más consumos, más muertes y más corrupción. La política de drogas es totalmente irracional, salvo cuando preguntamos ¿a quién beneficia? La respuesta es sencilla: a los narcos y a los funcionarios corruptos, es decir, a los intereses ocultos del sistema.
Las drogas son un problema de salud de bajo impacto social real, que al prohibirlas se convierten en un problema de mercado negro, convertido en problema policiaco y de corrupción, que evidencia la debilidad de nuestros sistemas de gobierno, convertido en problema de seguridad nacional, convertido en problema de imagen de país. El presidente Peña Nieto no incluyó la revisión a la política de drogas en sus propuestas de seguridad.
Urge revisar la política de drogas para que el Estado tome el control de las mismas a través de la regulación racional, y con ello elimine el mercado negro violento y corruptor; es un tema económico, no policiaco. Cuando así suceda, México podrá dedicarse a lo importante, como el buen gobierno, la educación de calidad, el desarrollo social más equitativo y la salud de su población. ¿Cuántas muertes más requerimos para entenderlo?