Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

lunes, 29 de mayo de 2017

Líderes y militantes petistas se suman a campaña de Juan Zepeda

Los militantes del PT se manifestaron en desacuerdo por la declinación de su abanderado Óscar González a favor de Delfina Gómez de Morena en el Estado de México


ESTADO DE MÉXICO
Ante el desacuerdo con la decisión unilateral del candidato del PT al gobierno mexiquense, Óscar González, de declinar a favor de la aspirante de Morena, Delfina Gómez, militantes y líderes de ese partido se sumaron hoy a la candidatura del perredista Juan Zepeda.
La Corriente de Opinión de Izquierda Mexiquense (Coim) del Partido del Trabajo (PT), integrada por militantes, dirigentes y representantes populares de 54 municipios del Estado de México, se adhirieron a la candidatura del abanderado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), para apoyarlo frente a la elección del próximo domingo.
Al agradecer el respaldo de los petistas, Zepeda señaló que esta es “una decisión digna, ante los llamados de otros dirigentes políticos en plazas públicas sin el menor decoro, sin respeto a los candidatos y los partidos, para declinar".
Por su parte, el diputado local, Óscar Vergara, y el integrante de la Coordinadora Estatal del PT, Vicente Miguel Mateos, coincidieron en que Zepeda es “una opción viable para el Estado de México”, pero enfatizaron en que no se separarán de su partido.
Vicente Miguel Mateos expresó que su partido y el PRD “hemos ido juntos durante muchos años, no hay ninguna razón por la que no podamos caminar hacia la transformación del Estado de México”.
En conferencia de prensa y acompañado del presidente del PRD en el Estado de México, Omar Ortega; el coordinador estatal de Nueva Izquierda, Luis Cházaro y el coordinador de campaña, el senador Luis Sánchez, así como de integrantes de la Coim, Zepeda hizo un reconocimiento a los petistas.
Ello, dijo, porque “sé que en la vida este tipo de decisiones no son sencillas, por lo que refrendo algo: yo jamás vendré a abonar ni a generar turbulencias, ni rumores, ni malos entendidos”.