Directorio

Directorio

Entradas populares

martes, 30 de mayo de 2017

Habrá sanciones para policías paristas, advierte Héctor Astudillo

El gobernador de Guerrero dijo que no acudirá con los policías paristas a escucharlos y advirtió que habrá sanciones pues su administración ha sido sensible a sus peticiones.


En el segundo día de paro laboral de policías estatales, el gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que habrá sanciones si no desisten del movimiento.

Dijo que ante la exigencia de los paristas para que acuda a las instalaciones donde se encuentran concentrados, "no hay condiciones y por supuesto que no voy a ir", y advirtió que habrá sanciones pues su administración ha sido sensible a sus peticiones.

Reconoció que los policías estatales requieren de días de descanso, pero que la situación de inseguridad ha obligado a todos los trabajadores del gabinete a continuar laborando con jornadas extensas.

Por su parte, los policías cumplen dos días en paro laboral y dicen que son unos 700 los que participan en la movilización. De ser así, representa al 30 por ciento de los "guardianes del orden" en la entidad.

Los inconformes exigen laborar tres días y descansar tres en jornadas de 24 horas, y adelantaron que no cesarán en su exigencia a pesar de las supuestas amenazas de desalojarlos con policías militares.

Además piden se les otorgue un bono de riesgo, incremento del 50 por ciento en su salario, incremento al bono del Día del Padre e incremento del 40 por ciento en sus viáticos, entre otras demandas.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública señaló que solo son 176 los paristas y que el resto del personal permanece en sus labores normales.

El documento sostiene que los policías violan el artículo 111 de la ley 281 de la dependencia que menciona que "los elementos de Policía Estatal deberán observar la disciplina como base del funcionamiento y organización de las instituciones policiales por lo que sus integrantes deberán sujetar su conducta a la observancia de las leyes, ordenes y jerarquías, así como a la obediencia y al alto concepto del honor, de la justicia y de la ética".

Agregó que con la acción de los policías paristas, quedó desprotegida la población, y se han colocado al margen de la ley apartándose del más estricto cumplimiento del deber que tiene toda institución policial para salvaguardar la integridad y los derechos de las personas, prevenir la comisión del delito y preservar las libertades, el orden y las paz pública.