Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

viernes, 28 de abril de 2017

TEMA LIBRE...comentarios y análisis políticos



* Candidatos y su oferta de un “mundo feliz”
* Imaginarios recursos de un país en quiebra
* La industria de la extorsión y el “cobro de piso”





Por I. León Montesinos

No dudo que a muchos lectores de El Mexiquense, les asaltan las mismas dudas que a un servidor luego del debate entre los candidatos al gobierno del Estado de México.
De la larga lista de buenos deseos, denuestos personales y proyectos sociales, me preocupa de dónde sacarán los recursos para hacer realidad su caudal de promesas. Por ejemplo, son millones las amas de casa que recibirían un salario rosa en caso de ganar el priísta Alfredo del Mazo. El aspirante del Grupo Atlacomulco no dijo cuánto costaría a las finanzas del estado el otorgar esta prestación, ni de dónde provendrán los recursos.
Tampoco nos dijo la panista Josefina Vázquez Mota cuáles serán las fuentes de financiamiento para apoyar a los emprendedores y sus proyectos productivos. ¿Acaso regresará los mil millones que se embuchacó en su Fundación Juntos Podemos? Lo veo difícil si se considera que a lo más que esté dispuesta es a regalar de su bolsa, dos kilos de galletas de animalitos a los niños pobres.
Delfina dice que abrirá más universidades y buscará rehacer el maltrecho tejido social, y qué bueno que hable de impulsar más centros educativos y apoyar las becas que permiten a muchos estudiantes de escasos recursos continuar sus estudios, el asunto es que no es sólo alentando la educación como se resuelven los problemas tan complejos del EdoMéx. ¿Qué harán los estudiantes al terminar sus estudios si no hay fuentes de empleo? ¿Cómo garantizarles un entorno social saludable si sus padres y familias viven en la zozobra de la inseguridad?
Todos, sin excepción, prometen mucho, pero ninguno dijo de dónde saldrán los recursos en un país que está en franca quiebra y secuestrado por el crimen organizado. Sin los recursos petroleros arrebatados por una Reforma Energética que no camina, ni caminará.
Porque también, hay que decirlo, todos hablaron de la inseguridad, de instalar 70 mil nuevas cámaras de videovigilancia, de depurar y profesionalizar los cuerpos policiales, de subirles el sueldo a los guardianes del orden, de los asaltos en el transporte público y los feminicidios.
Loable porque son problemas recurrentes, pero ninguno se tomó el tiempo de analizar un problema de mayores proporciones, consecuencias sociales y altísimos costos económicos como lo es el incontrolable fenómeno de la extorsión del llamado “cobro de piso”, que se ha convertido en un filón más redituable para el crimen organizado que el secuestro o el tráfico de drogas.
Los capos que controlan a los cuerpos policiales y han terminado por secuestrar y esclavizar a miles y miles de empresarios, pequeños comerciantes, tianguistas y hasta profesionistas, seguramente sonrieron y respiraron tranquilos de que ninguno de los aspirantes a gobernar el estado más grande del país hiciera alusión a su mina de otro. Si acaso tocaron el asunto como de menor calado.
Aquí en Ecatepec está Ciudad Cuauhtémoc como un ejemplo doloroso de cómo se han creado en el país verdaderas zonas de excepción donde el ciudadano de a pie que lucha en el día por subsistir de manera honesta, debe levantar las cortinas de su negocio con el miedo a cuestas y el peso de pagar no sólo impuestos al gobierno que debe protegerlo, sino la “renta” a los criminales que amenazan con privarlo de la vida.
Muy delicado que quiénes buscan gobernar al EdoMéx no hablen de frente a la ciudadanía de los problemas que realmente laceran su subsistencia cotidiana. No es proponiendo soluciones de manera unilateral como se van a resolver añejos y enraizados males ante los que se insiste en ignorar.
Hay que llamar a las cosas por su nombre y de nada vale alentar proyectos productivos o programas sociales cuyos recursos estará destinados a engordar las cuentas de los capos y las mafias delincuenciales. Debe reconocerse que en el EdoMéx como en otros estados del país, el crimen organizado ha impuesto su ley.
Si no se combate manera frontal y se acepta su existencia, los candidatos estarán bordando en el vacío. Nadie, por cierto, habló del millonarios quebranto que ocasiona a la economía local, esta boyante industria de la extorsión, el temible “cobro de piso”. Y los ciudadanos que están amordazados y asolados por las mafias, piden y exigen ser escuchados.

Nuestro correo electrónico: garrasleo6@yahoo.com.mx