Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

lunes, 24 de abril de 2017

Quinientos mil volovanes

Por Luis A. Chávez

Hasta pidiendo “una bolsita” se ve y escucha a Eva Cadena en el reciente video donde recibe ni más ni menos que quinientos mil pesos para Andrés Manuel López Obrador, alias la esperanza de México.
Coincide la entrega del machacante con la gira de Andrés Manuel por estos rumbos y, la susodicha Eva, recalca que esa lana “se la va a entregar personalmente”. Luego, se alisa el pelo con ese maldito tic continuo que tienen casi todas las mujeres y que, en lo personal, en toda mi vida jamás lo he entendido es decir ¿para qué se arreglan y se peinan tanto si, a las primeras (y más cuando se trata de quinientos mil volovanes) están dale que dale con la mano haciéndose ya para un lado o para otro el cabello?, sepa.
Evita por supuesto ya dijo que no, que es mentira y que no está recibiendo absolutamente nada. O sea que, la multicitada, puede fácilmente demandar a quien corresponda por suplantación de personalidad (alguien astutamente se disfrazó, ¡igualita! como ella) o, en su defecto la clonaron, cosa que los gringos ya pueden hacer) y ahí andan, dejándola mal a diestra y siniestra. Qué gente de veras, cuánta maldad.
Este suceso no hay que tomarlo a chunga pues puede interpretarse de varias maneras: hace pocos años sucedió algo igual y, en el video, veíamos los mexicanos al grito de guerra cómo el querido amigo de Rosario Robles andaba en las mismas. Es decir, no aprendieron y, lo que no se les disculpa ¡es que siguen de bobos! También, ahí están las llamadas telefónicas intervenidas, la puntita de un iceberg de podredumbre que aniquila a todos los partidos de nuestro país pues tanto el pinto como el colorado son iguales.
Y cuando los cachan, la inmediata urgencia es negar, mentir, decir que son calumnias cuando, las contundentes pruebas implican hasta la coronilla a descastados y descastadas que no tienen para cuando, y, la patria, sigue sin un proyecto nacional de honestidad o, como dice Obrador a como se lee en algunas escuelas primarias: no corro, no empujo, no grito (él dice no corruptos, no gañanes, algo así).
¿Pa´ dónde nos hacemos?, ¿por quién vamos a votar?
México, no creo en ti, porque si creyera, la misma Eva Cadena -de Las Choapas- sus propios quinientos mil, me lo gritaran.