Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 20 de abril de 2017

Para obtener licencias se aplicarán exámenes teóricos y médicos.

El nuevo Programa Integral de Seguridad Vial contempla que el conductor demuestre sus conocimientos frente al volante, reconozca sus derechos y obligaciones, y además presente un examen médico.


CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Movilidad (Semovi) presentó este jueves el Programa Integral de Seguridad Vial (PISVI) que aumentará los requisitos para obtener las licencias de manejo.

Hasta ahora, para obtener una licencia tipo A en la Ciudad de México sólo era necesario pagar 754 pesos, en bancos o centros comerciales, y tomarse la fotografía.

Con el nuevo programa, el conductor tendrá que demostrar sus conocimientos frente al volante, reconocer sus derechos y obligaciones dentro del Reglamento de Tránsito, además de pasar un examen médico.
En el marco del Foro Mundial de la Bicicleta que se realiza en la capital del país, Laura Ballesteros, subsecretaria de la Semovi, dijo “se van a tener exámenes de conducir en la Ciudad de México, no es posible que podamos obtenerlas en las cajas de cereal, necesitamos hacer un proceso: examinar, capacitar y poner gente capaz de mantener una arma letal [autómovil] a más de 50 kilómetros por hora en nuestras calles”.

Con el plan, se pretende reducir 35 por ciento los hechos de tránsito, que se traducen en la muerte de tres personas todos los días.

Se espera que sea a partir de diciembre cuando se apliquen los primeros exámenes a quienes renuevan o tienen por primera vez la licencia, ya que se capacitará al personal necesario para aplicar las pruebas.

De manera previa a la implementación se realizará la formación voluntaria de candidatos a obtener la licencia de conducir, con el fin de “reducir el impacto negativo de su entrada en funcionamiento”, según indica el programa.

“Actualmente el proceso para la obtención de licencias se ha sintetizado en un trámite administrativo donde sólo se expide un documento de identificación pero que no certifica aptitudes para la conducción. No hay exámenes teóricos, prácticos o médicos y por tanto no hay conductores no aprobados o no aptos, pues todo candidato la obtiene”, señaló.

Los puntos que debe conocer un conductor ya se pueden encontrar en la Guía del Usuario de la Calle que determinará qué preguntas y examinaciones se realizarán ahora.

Ahí, se informa no sólo de los conceptos básicos de conducción, sino mantenimiento del auto y protección de usuarios “vulnerables” como peatones y ciclistas.

Ballesteros explicó que “la política de seguridad vial es la joya de la corona de la agenda del nuevo modelo de movilidad, no podemos, bajo ninguna circunstancia pedirle a la gente que cambie su manera de moverse, que observe, que contemple otro sistema si no tenemos la capacidad de llegar viva a sus destinos y por su puesto sin discriminación”.