Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

miércoles, 5 de abril de 2017

Abstención ‘ganó’ las 3 últimas elecciones

Con datos del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), el promedio de participación en los comicios para gobernador en el Estado de México de 1999, 2005 y 2011, fue de 45 por ciento.


ESTADO DE MÉXICO.- Menos de la mitad de los ciudadanos del Estado de México son quienes participan en las elecciones estatales y, por tanto, quienes han elegido a los tres últimos gobernadores.

De acuerdo con datos del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), el promedio de participación en los comicios para gobernador de 1999, 2005 y 2011, fue de 45 por ciento.

Al comparar los votos que obtuvieron los candidatos ganadores, respecto de la lista nominal de su respectivo año, los tres fueron electos por menos de un tercio de todos los potenciales electores.

El Estado de México es una de las entidades que no conoce la alternancia política, pues sus gobiernos siempre han emanado del PRI.

Así es como se ha comportado el abstencionismo, el verdadero enemigo a vencer en la entidad:

En 1999 la elección la ganó Arturo Montiel Rojas. El priista obtuvo la gubernatura tras obtener el 41 por ciento de la votación. Sin embargo, fue electo por menos de dos de cada 10 mexiquenses que votaron ese año.

Montiel obtuvo un millón 371 mil 564 votos, que representaron el 19 por ciento de la lista nominal de esa elección, que fue de 7 millones 114 mil 257 ciudadanos mexiquenses.

Antes de ser presidente de la República, Enrique Peña Nieto ganó la gubernatura mexiquense en 2005, con el 47 por ciento de la votación total. Pero sólo el 20 por ciento de los potenciales electores mexiquenses, que acudieron a las urnas, emitieron su voto por él.

El entonces candidato Peña Nieto obtuvo un total de un millón 801 mil 530 votos para gobernador. La lista nominal de la entidad en ese año, 2005, fue de 8 millones 869 mil 630 mexiquenses.

El actual gobernador Eruviel Ávila Villegas ha sido el candidato del PRI con los mejores resultados en las tres últimas elecciones del Estado de México.

El exalcalde de Ecatepec arrasó en los comicios de 2011, cuando obtuvo el 61 por ciento de la votación para gobernador, pero el 28 por ciento si hablamos de todos los potenciales electores mexiquenses.