Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 2 de marzo de 2017

MENSAJE DEL DIRECTOR GENERAL DE LA ESCUELA JUDICIAL, VÍCTOR MANUEL ROJAS AMANDI, DURANTE LA CEREMONIA DEL 193 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL ESTADO Y ENTREGA DE LA PRESEA ESTADO DE MÉXICO 2016


Doctor Eruviel Ávila Villegas, gobernador constitucional del Estado de México; Francisco Guzmán Ortiz, licenciado, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y representante del presidente, licenciado Enrique Peña Nieto, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.
Diría el jurista Romano, Marco Antonio Tulio Cicerón, “que no hay deber más necesario que el dar gracias”, por eso los 21 galardonados consideramos que es nuestra responsabilidad dar gracias por haber sido designados como un ejemplo inspirador por su amor a la patria y a nuestro estado, por el interés que muestran en las causas de los demás en busca de mejores condiciones de vida o por su esfuerzo excepcional, calificación que demuestra tenacidad, superación constante y desarrollo de las potencialidades del hombre.
Todos deseamos agradecer a los tres poderes del Estado de México y a la Comisión de la Presea del Estado de México el que se nos haya distinguido con un premio que nos coloca junto a muchos de quienes nos orientaron y enriquecieron nuestros sueños de servicio a nuestro país, a nuestro estado, a nuestros familiares y a nuestros semejantes.
Y de adictos de ese delirio que ha sido nuestro oficio de trabajar disciplinadamente en un afán infinito de superación, en este maratón de nuestras vidas, todos nosotros hemos recorrido una ruta que ha sido construida, aplanada, renovada y corregida constantemente por el gobierno del Estado de México.
De alguna u otra forma en todos estos años el gobierno del Estado de México estuvo ahí, aunque no siempre lo pudiéramos ver, nos dejó caminar cuando pudimos hacerlo solos, pero siempre nos auxilió cuando las fuerzas ya no nos permitían seguir adelante.
Algunos con una beca, otros con un apoyo extraordinario de cualquier tipo, con ayuda al transporte, con asistencia de cualquier tipo de ayuda institucional, no nos hemos dejado intimidar por quienes quisieran arrebatarnos la libertad que hemos ido construyendo los mexicanos y los mexiquenses como una hazaña de nuestra época, al contrario, el esfuerzo empeñado en nuestros ímpetus introdujo en nuestro espíritu la inconformidad y la rebeldía, están de todas las hazañas que han contribuido a disminuir la sinrazón en las relaciones humanas.
Porque en la nuestra siempre será por fortuna una historia inconclusa, por eso tenemos que seguir soñando y actuando en grande, como la más eficaz manera que hayamos encontrado de minimizar nuestra condición imperfecta, de encontrar en cada obstáculo una oportunidad para consolidar un Estado de México que refrende su compromiso por ofrecer óptimas condiciones de vida para sus habitantes con tolerancia y pleno respeto a los Derechos Humanos.
Nuestra lucha ha sido y seguirá siendo por la fuerza del Derecho y contra el Derecho de la fuerza, tenemos la firme convicción que todo derecho debe llegar a ser una fuerza viviente que transforme nuestras vidas, permanentemente en un contexto de paz y de justicia, como la imagen de la justicia que en una mano lleva la balanza, que es el criterio racional de la equidad y en la otra la espada que es la fuerza que la hace prevalecer.
Estamos conscientes que la acción del Estado es fundamental para el diseño y para la realización de los fines del Derecho, la espada sin balanza es la violencia bruta, la balanza sin espada es la impotencia sin Derecho, ambas deben trabajar juntas y un Sistema Jurídico perfecto, impera solo ahí donde la fuerza con que la justicia mantiene la espada, equivale a la pericia con que maneja la balanza, pero precisamente esa pericia de los operadores de justicia debe ser producto de un proceso de perfeccionamientos jamás concluido.
El que solo se logra con la formación, capacitación y actualización permanente de los profesionales del Derecho, en contra de quienes promueven la injusticia, la violencia, la corrupción y otros tantos males, el Poder Judicial del Estado de México ha respondido con profesionalización, profesionalización y más profesionalización.
En esta empresa por mejorar las habilidades del personal judicial ha llevado a la institución destinar una parte importante de recursos físicos y materiales con un único fin, que su personal sea más competitivo, para así estar en posibilidad de dar un mejor servicio al justiciable, todas las grandes conquistas por la realización del Derecho y por la justicia en el Estado de México han tenido que ser logradas ya desde hace muchos años por el camino de la formación permanente de los operadores de justicia.
Para la Escuela Judicial de Estado de México el significado de la Presea León Guzmán, que hoy recibimos, es de vital importancia en nuestra historia, puesto que marca la fase superior de nuestro desarrollo institucional y es así mismo la primera piedra en la construcción de la Universidad Judicial del Estado de México.
Señor gobernador Eruviel Ávila Villegas, los galardonados el día de hoy quisiéramos expresarle que no deseamos ser los mejores del Estado de México, sino los mejores para el Estado de México, más que personas e instituciones de éxito, deseamos ser personas e instituciones de valor para nuestro estado.