Directorio

Directorio

Entradas populares

miércoles, 1 de marzo de 2017

EL TESE RINDE HOMENAJE AL DR. RAÚL TALÁN RAMÍREZ COMO CREADOR DEL MODELO DE CENTRALIZADO DE EDUCACIÓN SUPERIOR TECNOLÓGICA





el propósito de reconocer la trayectoria profesional del Dr. Raúl Talán Ramírez, y las contribuciones que en su momento llevó a cabo para el surgimiento del Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec (TESE), este martes 28 de febrero, durante una ceremonia solemne, se llevó a cabo un homenaje y la develación de una placa con su nombre en el edificio “K”, de la División de Ingeniería Mecánica, Mecatrónica e Industrial, de esta casa de estudios.


Al hacer uso de la palabra, el Licenciado Sergio Mancilla Guzmán señaló que los grandes logros del Dr. Talán Ramírez, han estado en función de su disciplina y su vocación indeclinable por y para la educación, así como un clarísimo talento para entender las necesidades de su país, que es nuestro México. “Por eso, para nosotros es profundamente honroso contar esta mañana con un personaje de esta magnitud. Hoy esta casa de estudios, de una manera certera, es conocida como una hazaña de la sociedad, ya que pudo ir conjugando esfuerzos y talentos que se dieron en diferentes estatus, corrientes y ámbitos del momento histórico en que inició, como fue el caso de Don Francisco Bautista, destacado empresario de este municipio, quien con su esfuerzo y voluntad contribuyó a convertir lo que en un principio era sólo un sueño, en una palpitante realidad, que es ahora este formidable Tecnológico.

“Es una hazaña social donde participaron padres de familia, industriales, organizaciones civiles y los tres órdenes de gobierno: el municipal, el estatal y el federal, quienes se conjugaron para potenciar el aporte de las ideas y los recursos para dar origen a una institución educativa que diera impulso a las empresas de la zona, y también gracias a la invaluable colaboración de quien hace 27 años fuera el Subsecretario de Educación Tecnológica, precisamente el Dr. Raúl Talán, quien con sus conocimiento de las ciencias exactas y de la administración innovadora para crear el nuevo México a través de la gran decisión de Lázaro Cárdenas para dar infraestructura, proyecto, contenido y emoción nacionalista a una nueva escuela y una nueva forma de ser, avizoró las posibilidades de este Tecnológico, bajo una de las figuras más interesantes que pudo incorporarse a la educación: la descentralización, la cual nació del estudio, la reflexión, la consulta con especialistas y el análisis de las posibilidades para conectar las figuras tradicionales de la educación superior con las nuevas necesidades y vertientes del desarrollo administrativo, pero sobre todo, del progreso tecnológico y científico del país. Hoy se encuentra con nosotros, el creador y el impulsor de esa idea, el Dr. Talán Ramírez, quien con una nueva arquitectura administrativa hizo posible la conjunción de estos potenciales, y es por eso que vamos a develar una placa no solamente como un reconocimiento, sino como un ejemplo de perseverancia, entrega y vocación, de quien fue el creador intelectual del Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec”, expresó el Lic. Mancilla Guzmán.

Por su parte, el Dr. Raúl Talán, recordó que el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec “es fruto de un ejercicio serio de planeación, que no se da todos los días, sino que aquí afortunadamente se juntaron una serie de actores y de circunstancias que permitieron un ejercicio ordenado de planeación. Planear no es una cosa menor, y menos en un país que se construye y se destruye cada seis años, en el cual ser planeador, llega a ser sinónimo de descrédito. Me viene a la memoria la historia de dos gemelos: Prometeo y Epimeteo, el primero era un planeador, que primero pensaba y luego actuaba. Prometeo, creador del hombre, cuidó hasta el último detalle su obra, y viendo al hombre tiritar de frío, le robó a los dioses el fuego para regalárselo a los hombres. Epimeteo, en cambio, primero actuaba y luego pensaba, y terminó abriendo la caja de Pandora, esparciendo entre los hombres toda clase de desgracias. El sistema educativo nacional ha visto a muchos Prometeos y a muchos Epimeteos.

“Diría que el Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec es producto de una planeación bien lograda. Sin embargo, para todo efecto práctico, el proyecto nace en la administración de un político de primer nivel, conocedor de la realidad social de este país y muy práctico, que fue Ignacio Pichardo Pagaza, quien se acercó a la Secretaría de Educación Pública humildemente, solicitando apoyos para crear dos servicios de educación superior en el Estado de México, uno en Nezahualcóyotl y otro en Ecatepec. El primero, de corte universitario y el segundo de carácter tecnológico. Por instrucciones del entonces secretarios de Educación, Manuel Bartlett, los subsecretarios de Educación Superior e Investigación Científica y el de Educación Tecnológica, este último un servidor, nos avocamos a desarrollar los proyectos de los respectivos centros de educación superior. Después de revisar los proyectos, el secretario de Educación optó por pedirme que me responsabilizara de ambos, horrorizado por la propuesta del otro subsecretario de crear en Nezahualcóyotl lo que en el argot del campo educativo se conoce como una “universidad pueblo”. El enfoque de Pichardo Pagaza, más aterrizado, fue muy útil, fijó la ubicación de ambos servicios y dejó a los técnicos hacer el resto. El apoyo de su secretario de Educación fue definitivo, Jaime Almazán, un gran secretario, y para el caso de Ecatepec, como ya señaló el director del mismo, también fue muy importante la participación social. El ingeniero Bautista, un empresario del área de materiales cerámicos, con plantas en Vallejo y Ecatepec, fue uno de los grandes promotores, junto con otros empresarios del Estado de México, para crear este instituto”, comentó.

Agregó que “los proyectos de Ecatepec y Neza, tomaron rumbos diferentes, si bien yo hice los dos anteproyectos, el de Neza, sin entrar en detalles, les diría que tomó una dinámica muy interesante, que es la educación superior de ciclo corto, dos años después del bachillerato orientada al empleo, que fue el modelo original de la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl, aunque con el tiempo ha tomado un camino distinto, pero lo importante es que en su momento se les dio piso, el de Neza incluso se adjudicó el estadio, y le ha dado capacidad a esa institución de sobrevivir y de crear cosas diferentes.

En el caso de Ecatepec, aprovechamos para crear un nuevo modelo educativo, esto es muy importante por lo siguiente: desde la época de Víctor Bravo Ahuja, en la década de los setenta, se empezó a hablar de la descentralización, y una y otra vez se planteó cómo se iba a hacer, se empezó con unidades y subunidades de servicios descentralizados para el pago de los maestros, y luego las certificaciones. No obstante el modelo siempre ha tenido algunos problemas, una descentralización inconclusa, mal hecha, y ese fue un referente que tuvimos nosotros cuando se habló de educación superior. Lo que hicimos con Ecatepec fue primero convencer al secretario de que no deberíamos poner todos los huevos en la misma canasta, la descentralización de los servicios que ya existen, debe llevar una lógica muy diferente a la descentralización de lo que no existe, y sucede que en un país que trae una dinámica demográfica importante y un rezago educativo tremendo, pues va a haber muchos servicios educativos como los estamos viendo, que se pueden crear desde el principio como descentralizados.

“Lo importante fue crear un nuevo paradigma y romper con los mitos de que debemos seguir haciendo todo igual para luego procurar cambiarlo. Entonces el TESE fue un referente, porque buscó incorporar características que siempre hemos soñado lograr y que no los tenemos por ejemplo en el IPN, entonces se estableció que tuviera personalidad jurídica y patrimonio propios, independencia en materia laboral, una comisión dictaminadora externa para el ingreso y permanencia del personal docente, una junta de gobierno arriba del la autoridad directiva del instituto, que mantenga el rumbo, que no entre a modas pasajeras del director en turno y garantice que se cumplan los objetivos institucionales; en esa junta lo que ensayamos fue un compromiso político y social, de manera que exista una representación del gobierno federal (en el área financiera y académica), una del gobierno estatal, y una del municipio y de la sociedad a la que el tecnológico sirve, de manera que se creó una organización completamente diferente, con equilibrio entre esos tres sectores, a diferencia de los tecnológicos federales, donde prevalece un alejamiento entre el gobierno del estado y la institución, que se refleja en falta de infraestructura y de apoyos, porque con toda razón dicen que el tecnológico pertenece a la federación”.

Explicó que “el gancho fue muy sencillo: la federación pone el pie de casa y el 50% del gasto corriente, y el gobierno estatal toma el control del instituto, y tiene mando; para el terreno se pusieron reglas, entre ellas, que no fuera de menos de 20 hectáreas; al respecto hay que reconocer a Carlos León, que no le tembló la mano cuado le quisieron volar terrenos para otro uso y sacó el decreto donde se establece el compromiso entre la federación y el estado de que el terreno debe ser de un mínimo de 20 hectáreas.

“No fue una ocurrencia nuestra, platicamos con los pocos planeadores expertos que existen en educación, y retomamos la experiencia de la descentralización del bachillerato, en particular Roger N. Cosío, que fue el ideólogo que creó el sistema de los Colegios de Bachilleres. Entonces esto comenzó con Ecatepec y hoy existen más de 130 tecnológicos descentralizados en todo el país.

Me siento muy orgulloso del trabajo que hicimos, ciertamente esto era en un principio un páramo, pero hoy podemos apreciar que todos sus edificios está bien montados, y también aquí se logró en otro momento, crear una biblioteca realmente fuera de serie, ya que no todos los tecnológicos estatales tienen una biblioteca como esta. Eso marca que las instituciones siguen caminando, que la función de la dirección es fundamental para que las cosas salgan, y yo creo que con su capacidad política y su conocimiento esta institución va a seguir adelante. Yo los felicito por lo que he visto y les agradezco mucho este detalle de invitarnos a esta develación de placa”, expresó.

Finalmente el Dr. Talán Ramírez reitero su compromiso de apoyar el proyecto para hacer del Tecnológico de Estudios Superiores de Ecatepec una institución sustentable energéticamente; “cuenten con el FIDE para los estudios técnicos y para el cabildeo y la gestión ante las autoridades de la Secretaría de Energía para que puedan obtener esos recursos”, aseguró.

Posteriormente, se dio paso a la develación de la placa, mediante la cual se deja constancia que a partir de esta fecha el edificio “K”, llevará el nombre del Dr. Raúl Talán Ramírez.

En el acto, se contó con la presencia, entre otras personalidades, del Dr. Carlos León Hinojosa, y del Dr. Víctor Manuel López López, exdirectores del TESE, así como los Directores del área Académica, de Administración y Finanzas y de Vinculación y Extensión, además de jefes de División, personal docente, de estructura, y alumnos de las diferentes carreras. Por parte del FIDE, asistieron entre otros funcionarios, el Dr. Jorge Toro González, Subdirector de Programas, y la Lic. Diana Zamora Rosas, de la Unidad de Comunicación.

Cabe mencionar que entre los datos curriculares del Dr. Raúl Talan, destacan los siguientes: cursó estudios de Licenciatura y Maestría en Ingeniería en el Instituto Politécnico Nacional y de Doctorado en Ingeniería en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

Ha ocupado diversos cargos en la Administración Pública Federal; entre los más relevantes: en la Secretaría de Educación, la Dirección General de Evaluación, la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial, la Subsecretaría de Educación e Investigación Tecnológica y la Dirección General del Instituto Politécnico Nacional. En la Secretaría de Desarrollo Social estuvo al frente de la Dirección General de Distribuidora CONASUPO. En el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE) ha sido subdirector de Delegaciones y actualmente se desempeña como Director General.

Ha participado en diversas sociedades de profesionales, como Presidente de la Asociación Mexicana de Ingenieros Industriales y Vicepresidente de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros (UMAI). Es miembro de número de la Academia Mexicana de Ingeniería.

Entre sus aportaciones al sistema de educación e investigación tecnológica, destacan los siguientes:

- Planes y Programas de Estudios.- Siendo Director de la UPIICSA, coordinó el grupo de trabajo que coordinó, desarrolló e implantó el primer programa de estudios en Informática a nivel licenciatura en el país; adicionalmente en esa misma Unidad Profesional coordinó el desarrollo de una licenciatura e ingeniería en Transporte; en su calidad de Subsecretario, dirigió un proceso de reforma de los planes y programas de estudio de los institutos tecnológicos; adicionalmente incrementó la relevancia de los programas de estudio mediante la incorporación de residencias profesionales de los alumnos en empresas con valor curricular.

- Nuevas Escuelas y Unidades.- En su corto tránsito de un año por la DGETI, abrió 25 nuevos Centros de Bachillerato Técnico Industrial (CBTIS), en diferentes estados de la República; cuando estuvo al frente del IPN, fundó la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (UPPIBI).

- Reforma Administrativa.- Como Subsecretario abordó el problema de los ingresos propios de los planteles de capacitación, educación e investigación tecnológica mediante negociaciones exitosas con la SEP y la Secretaría de Programación y Presupuesto, teniendo como resultado que dichos planteles manejaran directamente sus ingresos propios, para lo cual desarrolló un Manual de Ingresos Propios, que fue aprobado a finales de la década de los ochenta.

- Nuevos Modelos Educativos.- En su calidad de Subsecretario de Educación, e Investigación Tecnológica, desarrolló e implementó los nuevos modelos educativos para la creación de servicios estatales de capacitación para el Trabajo (SECATIS); en lo referente los institutitos tecnológicos estatales, el Dr. Talán no sólo desarrolló el sistema descentralizado, sino que coordinó personalmente el proyecto del primer Instituto Tecnológico de Estudios Superiores, en este caso el de Ecatepec, que sirvió como referente y modelo a seguir para la constitución de los demás institutos, que hoy suman 136 en todo el país.

- Consultoría.- Como consultor externo del Banco Mundial, participó en los trabajos de la reforma de la educación media superior tecnológica de Paraguay, y de la Universidad Tecnológica de Chile.