Directorio

Directorio

Entradas populares

martes, 21 de marzo de 2017

Agua en el Valle de México: "ni eficiente, ni sustentable"




________________________________________
TITULARES
• La población crece, cada vez hay menos agua y se pierden millones de litros al día por fugas y otros problemas.
• Lo que se paga por el servicio cubre solamente el 51% de los costos, el resto es subsidiado.
• Las familias terminan pagando hasta tres veces más para compensar las deficiencias en el servicio.
________________________________________
Una familia promedio del Valle de México -además de pagar una tarifa mensual por agua potable, drenaje y saneamiento- gasta más de 4,000 pesos al año para compensar por los cortes recurrentes y otras deficiencias en el servicio.
Las familias que no tienen agua potable, tienen que pagar mucho más para poder bañarse, cocinar, lavar la ropa y quitarse la sed.
Si bien el 91,6% de la población en el Valle de México tiene una conexión de agua potable en su casa, el servicio no suele ser regular.
Además de estos problemas, los habitantes de la zona ya consumen más agua de la que está disponible.
El pronóstico del informe “Agua urbana en el Valle de México: ¿Un camino verde para mañana?” Es claro: si no se toman medidas, para 2030 serán necesarios tres sistemas como el de Cutzamala, que es donde se potabiliza y distribuye el agua para el estado de México y el Distrito Federal.
Ni eficiente, ni sustentable, ni equitativo
El estudio destaca que el manejo del agua en el Valle de México no está a la par de otras grandes ciudades de Latinoamérica. “No es ni eficiente, ni sustentable, ni equitativo y amenaza así la capacidad de generaciones futuras de aprovechar también un recurso tan vital como el agua”, dice el informe.
La población de la región ha crecido 5.6 veces entre 1950 y 2005, pero hay muy poca disponibilidad de agua. La ciudad de Monterrey tiene, por ejemplo, 6.5 veces más agua disponible por habitante y por año que el Valle de México.
Además, 32% del agua que se usa en el Valle proviene de ríos, lagos y otras fuentes que se están agotando por la sobreexplotación.
Si se analiza el uso del recurso bajo estándares internacionales, una tercera parte del agua no se usa eficientemente, entre otras razones, por la cantidad que se pierde por fugas en la red y en los hogares.
________________________________________
" El primer paso en el camino verde para mañana del que habla el estudio, empieza hoy. "

Ede Ijjasz Vásquez
Director de desarrollo sustentable para América Latina y el Caribe del Banco Mundial
________________________________________
No se cubren los costos
Otro problema es que la tarifa que paga la población cubre solamente el 51% de los costos de todo el sistema, el resto es subsidiado por el Gobierno. La inversión no alcanza “ni siquiera para mantener el servicio en las condiciones actuales”, según el estudio.
“Están todos los incentivos para no ser eficientes”, dice Ramón Aguirre Díaz, director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, “y ese es uno de los problemas que tenemos por el modelo de gestión actual de sistemas de aguas”.
Según Ede Ijjasz Vásquez, director de desarrollo sustentable para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, no se trata solamente de la tarifa, sino de todos los costos escondidos que hay detrás de los problemas con el suministro de agua, que muchas veces son absorbidos por los pobres.
Se consume demasiada agua
Los habitantes del Valle de México consumen mucho más que otras ciudades en América Latina, tal como Monterrey o Sao Paulo. Si en Sao Paulo, una persona consume 125 litros por día, en el Valle de México consume más del doble, es decir, 300 litros por día.
Aunque el estudio busca más que todo informar, también presenta algunas recomendaciones. Por ejemplo, tener más datos sobre el manejo del agua, desarrollar un mecanismo de coordinación y buscar esquemas de financiación que vayan más allá de los subsidios.
El primer paso hacia un desarrollo verde
Además, hay puntos clave que se tienen que atender:
• Mejorar el servicio y ampliar la cobertura de agua
• Minimizar las ineficiencias
• Controlar cuánta agua usa la población
• Encontrar nuevas fuentes de agua sustentables
• Estar preparados para situaciones extremas, cómo sequías
También es muy importante, dice el estudio, que todos los habitantes del Valle de México estén conscientes del problema y respalden las soluciones.
“El primer paso en el camino verde para mañana del que habla el estudio, empieza hoy”, dijo Ijjasz Vásquez.
El Banco Mundial en México
El Banco Mundial viene colaborando con el Gobierno de México en el sector hídrico desde 1973. Para ello ofrece un amplio menu de servicios financieros, de conocimiento y convocatoria, que responden a las necesidades específicas del sector.