Directorio

Directorio

Entradas populares

jueves, 12 de enero de 2017

ENRIQUE VALLEJO...UN GRAN SER HUMANO


Por Juan Manuel Padrón Lara

Enrique Vallejo Vertling…
Es un ser humano, que en su persona, aglutina distintas adjetivos que lo definen y lo ubican, pero que yo para no meterme en mayores enredos solo le diré…
Enrique Vallejo es un personaje único.
Lo recuerdo yo de adolecente, cuando jugaba él futbol, con el equipo de la SIMAC, cuyos integrantes eran ingenieros al servicio de Pemex y afiliados a esa organización.
Los partidos se efectuaban en el eterno e histórico campo Alondra, cuando todavía estaba el simbólico tanque de agua.
Eran unos juegazos, de gran pasión por los que los jugadores se daban sus fuertes roces y el inge Vallejo, lo vi participar en varios de ellos, hasta en conato de broncas.
Lo veía en la refinería, en los tiempos que yo trabaje en ella, le admiraba su entrega y pasión, para sacar adelante su trabajo, sobre todo en las célebres “reparaciones” .
Me agradaba, la convivencia con los trabajadores, muy jovial, gran cuate, convivía con ellos, dicen que era exigente, que no perdonaba la apatía y la irresponsabilidad
Era y es un mexicano, entregado a nuestra querida industria nacional como es PEMEX entonces pujante no lo que queda ahora, a ella le entregó su vida, ahora ya está jubilado.
Siempre me dio la impresión de ser un hombre inquieto y se quiere hasta polémico.
Aunque, no deja de reconocer que es originario de Poza Rica, Veracruz, tal vez adoptó a Minatitlán, como su segunda tierra.
Yo salí de Minatitlán y a mi regreso me lo encuentro en las Ligas Pequeñas, donde este hombre inquieto, retomo los bártulos que habían dejado personajes como el ingeniero Carlos Acevedo del Ángel, Palemón Cruz Atilano, Narciso Thompson, ingeniero Modesto Aceves en la parte directiva y muchos otros personajes en la parte deportiva, que merecen ser mencionados, pero que ahora omito para no herir susceptibilidades.
En las Ligas Pequeñas, el ingeniero Enrique Vallejo, también entregó otra parte de su vida, porque logro construir, a través del deporte llamado rey, como es el béisbol, una gran universidad de vida.
Porque, al margen de reformar y promover una mejor infraestructura en los campos y todas sus instalaciones, logro conformar una gran fraternidad y consolidar el núcleo familiar.
Cientos o tal vez miles, de niños, ahora adultos, pasaron por las ligas pequeñas, desde muy pequeños, ahí los papas, bajo la guía del ingeniero Vallejo, convivían y estaban pendientes del desarrollo físico y emocional de sus hijos.
Muchas son las obras materiales que le podemos atribuir en Minatitlán, al ingeniero Vallejo, pero me quedó con el gran apoyo que dio y sigue dando a las generaciones que de una u otra tuvieron vinculación con este ser humano.
Sencillamente afirmo, que los que pasamos y han pasado por las Ligas Pequeñas de béisbol Minatitlán, hoy todos somos gente muy positivos que nos integramos a la sociedad de la mejor manera.
Ahora, jubilado el ingeniero Vallejo, veo que cambio su residencia al puerto de Veracruz y ahí llegando y prendiendo lumbre, pues fue el promotor de crear la Liga de Béisbol de Veracruz, para rescatar a cientos de destacados beisbolistas veracruzanos, que ya no contaban con un espacio para desempeñar sus grandes facultades deportivas, pero además tener una fuente de ingresos.
Vallejo; lo digo con mucho respeto; siempre será así, un gran vallejo
Concluyo este comentario con el lema de las ligas pequeñas de béisbol “Creo en dios, amo a mi patria jugare limpia, pero gane o pierda siempre hare los mejor que pueda”
Un abrazo amigo