Directorio

Directorio

MÁS POPULARES

martes, 17 de enero de 2017

El transporte público de pasajeros de cabeza en el Edoméx acusan



Toluca, México.- Al sostener que el actual secretario de Movilidad, Edmundo Ranero, ha caído en omisión porque no ha hecho nada para frenar los aumentos injustificados en las tarifas del transporte público pese a que la gente se ha quejado, perredistas realizaron una campaña informativa para pedir a la gente que no pague 10, sino ocho pesos en los autobuses.
En conferencia de prensa reprocharon que el decálogo firmado por los transportistas, como compromisos para que el gobierno aumentara la tarifa en el año 2015 no se han cumplido en ninguno de sus puntos, pues los camiones no colocaron cámaras de seguridad, ni GPS, ni tienen seguros; en tanto que muchos operadores no están capacitados.
Denunciaron que las empresas subieron las cuotas a los operadores hasta en 50 por ciento; al tiempo de reiterar que el aumento en el transporte público es ilegal y acusaron al nuevo titular de Movilidad de no hacer nada para poner orden, aun cuando hay un caos en su área.
El regidor Gabriel Medina, el senador Luis Sánchez y Cristina Sierra, dirigente municipal del PRD en Toluca, repartieron volantes donde dan a conocer los derechos de los pasajeros, pero también los de los choferes y señalaron que el alza es generalizada en todo el Estado de México.
Medina refirió que el ex secretario de Movilidad, Isidro Pastor, dejó varios pendientes en la secretaría, entre ellos: el comité que debía integrarse para realizar estudios, un registro estatal que permitiera conocer cuántas unidades son legales y cuántas piratas; un programa estatal, a través del cual se definieran directrices y un observatorio. Todas, son exigencias de la nueva Ley de Movilidad.
Incluso, aseguró, en la capital mexiquense el transporte debería cobrar unos cinco pesos por las distancias que se recorren, que no son muy grandes, y advirtió que los ciudadanos son víctimas de abusos, pero también los operadores, porque las empresas los obligan a cobrar más y nadie pone orden.
El senador, Luis Sánchez Jiménez reprochó que el servicio del transporte es un caos, pues existe anarquía, las unidades no son seguras, hay chóferes no capacitados, pero sí explotados y el más perjudicado es el usuario. Además, advirtió que si la autoridad no hace nada es porque debe haber un contubernio.
Criticó que aun cuando se habla de casi 225 mil concesiones, la secretaría de Movilidad no tiene un número exacto, ni sabe cuántas pirata hay; por lo cual el transporte en la entidad es un desastre y una vergüenza.
También puedes leer: Transportistas mexiquenses piden ajustar tarifas
“La autoridad no se da cuenta, entiendo que se va Isidro, llega alguien que no sabe nada, pero alguien le debió decir que los transportistas están cobrando más, pero los están dejando, no les están diciendo nada al parecer a cambio de favores políticos de dinero, de “una mochada” (…) esto tiene tintes de corrupción y por supuesto que son favores que se cobran electoralmente”, advirtió.